Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Fue sublime, por momentos.  El mejor instante fue ese en el que el guitarrista solista, Pablo Sainz Villegas, interpretó “Recuerdos de la Alambra”, de Francisco Tárrega. La  recreación de toda la pieza fue  magistral, como la propia obra. Su concentración llegaba al punto de que sentías cómo todo su cuerpo transmitía música. Su respiración acompasaba sus dedos deslizándose sobre cuerdas y trastes.  El artista estuvo tan imbuido en su quehacer que, una vez hecho el silencio tras la última nota de la melodía, todo el público se contuvo,  al compás del músico, a la espera de que él volviera de su traslación, de su fusión absoluta con la guitarra y sus acordes, y se reencontrara con todas las almas que le miraban y escuchaban en vilo. Fue entonces, cuando él dio la señal de que estaba de vuelta de la inspiración, cuando todos aplaudimos eufóricos, conscientes de los minutos únicos que acabábamos de vivir.

 

Pablo Sainz Villegas, el guitarra solista

Nacido en La Rioja en 1977, Pablo Sainz mostró una imagen impecable. Es guapo el chaval, para colmo,  y el blanco  radiante de la camisa destacaba sobre el negro ceremonial del traje y la pajarita que marcaba su cuello. Sonrisa radiante, agradecida, pero sin estridencias.

Está considerado por la crítica como uno de los grandes guitarristas de nuestro tiempo. Y damos fé muchas de las flores que asistimos extasiadas a su puesta en escena y a su manejo de la guitarra. Sainz Villegas traía a Córdoba una carrera llena de éxitos y galardones. Actuaciones en más de treinta países y en los más prestigiosos escenarios.

Anoche, en el escenario del Gran Teatro hizo alarde de su excelencia. Además del descrito,  su primer bis, hubo más momentos singulares, por ejemplo, el segundo bis,  en el que se marcó un sugerente tango con su guitarra, al tiempo que se balanceaba y se extasiaba de nuevo al ritmo de múltiples timbres. Fue muy generoso con un público entregado que supo reconocer la valía de este virtuoso de la guitarra.

Su interpretación de “Fantasía para un gentilhombre”, de Joaquín Rodrigo, fue toda dulzura, ternura, deleite, paz, serenidad. La guitarra intercambiaba diálogos con elegantes flautas traveseras, oboes, clarinetes y fagots. Después intervenían, susurrantes,  las violas y violines. Los pizzicatos de los chelos y bajos picoteaban el sueño. Y la percusión solemnizaba el cortejo.  Versatilidad y  cromatismo sonoro.

Pablo Sainz es, además,  artista comprometido con sus semejantes como fundador del proyecto filantrópico “El legado de la música sin fronteras”. Tiene por misión acercar la música a niños y jóvenes con bajos recursos, como medio para humanizar su desarrollo personal y emocional y promover el entendimiento entre diferentes culturas.

 

La Orquesta de Córdoba ante un programa de obras exclusivas

La potente luna de julio que brillaba anoche en el cielo se conjugó con las musas de la música para ofrecernos un espectáculo simpar. En mi opinión, muy particular, por supuesto, fue uno de los mejores conciertos inaugurales que he presenciado en el Festival de la Guitarra de Córdoba.

El lujoso plantel de profesionales que conforman la universal Orquesta de Córdoba abrió el espectáculo con el “Concerto grosso” de Jesús Bal y Gay, en homenaje a Juan Sebastián Bach.

Bal y Gay fue la voz gallega musical de la generación del 27.  Vivió y ejecutó la mayor parte de su trayectoria profesional, dedicada a la composición, en México, donde vivió exiliado, “trasterrado”, según su propia definición, de una España lúgubre y cateta. La orquesta de Córdoba ha rescatado el “Concerto grosso”, en el marco de su actividad investigadora y de recuperación de piezas excepcionales de la composición musical.

La Orquesta oficial de Córdoba, -por ahora, los recortes de la Junta de Andalucía amenazan su futuro-  cerró concierto con “Rimas infantiles”, de María Rodrigo. Otra autora del exilio en América. Primera mujer compositora española cuya obra está, prácticamente, perdida. El conjunto cordobés también ha rescatado esta  tierna composición  para el Festival de la Guitarra 2012.

Rimas Infantiles”, de María Rodrigo –que no tiene ninguna relación familiar con el maestro Rodrigo-, recoge cinco canciones que los niños españoles cantaban en corro por calles, en patios de escuelas y en orfanatos durante la primera mitad del siglo XX.  María Rodrigo fue una compositora preocupada, -al unísomo con  intelectuales de la talla de Ortega y Gasset o Unamuno,  a través de sus misiones pedagógicas por zonas rurales-, por divulgar la música orquestal entre una infancia y  juventud hambrienta y descalza.

La obra ofrece  una “delicia de música, profundamente tierna” –la definió el director José Luis Temes– y la interpretación fue impresionante. Hubo una progresión “moderata”. La percusión estuvo magnífica en la tercera canción. Nuestra flor Cristina Llorens demostró tablas y saber hacer como percusionista titular.  El trío viola, violín, tambor estuvo sensible hasta casi provocar la lágrima. Transmitía con autenticidad tristeza, pena, dolor.  Los chelos hicieron el resto. En la cuarta canción, la flauta travesera fue protagonista. Y en la quinta, la trompeta llamó a arrebato para que el conjunto orquestal tuviera una entrada triunfal, dando paso posterior a un majestuoso dúo de chelos y trompeta, de nuevo, que fueron relevados por elegantes sonidos de chelos y violas.

 

“Concierto de Córdoba”, estreno absoluto

La pieza musical  que había generado más expectación previa fue “Concierto de Córdoba”, obra para orquesta y guitarra, compuesta por Tomás Marco, por encargo personal del concejal de cultura, músico y profesor,  Juan Miguel Moreno Calderón, para estrenar en esta edición del Festival.

Su estreno absoluto en el Gran Teatro de Córdoba la noche del día 3 de julio de 2012 fue impactante . Una propuesta rompedora, diferente, fresca. Hubo quien aplaudió enfervorizado. También quienes quedaron defraudados. Recogí durante el intermedio algunos comentarios de expertos. La opinión más ilustrativa me la dio Pedro, profesor de trombón de varas en el conservatorio de Lucena: “vanguardista, muy innovadora. Esta creación  y su autor es a la música más que Picasso y su obra a la pintura”.   Hubo quien la calificó como “performance sonoro” o “música contemporánea en estado puro”. A mí me pareció perfecta como banda sonora de película de Zhang Yimou, el famoso director de cine chino. O, casi mejor, para cualquiera de las películas proyectadas recientemente en el ciclo de cine de primavera de Casa Arabe.  Lo digo por los toques orientales y las reminiscencias de corte califal omeya, los guiños exóticos y de escenario arábigo.

 

El compositor, Tomás Marco, y su creación

Tomás Marco, violinista, escritor, profesor de Nuevas Técnicas del Conservatorio de Madrid y de Historia de la Música de la UNED,  y compositor, define su creación como “canto continuo” y “síntesis entre los diversos elementos sintácticos de mi obra guitarrística”.

Marco cuenta en su trayectoria profesional con los premios: Nacional de Música, 1969; Fundación Gaudeamus (Holanda, 1969 y 1971); VI Bienal de París; Centenario de Casals, Arpa de Oro y Tribuna de Compositores de la UNESCO.

En noviembre de 2002 recibió el premio Nacional de la Música de España por el conjunto de su obra compositiva y en 2003 el premio de Música de la Comunidad de Madrid. Es autor de diversos libros y artículos sobre música contemporánea española.

 El compositor define “Concierto de Córdoba“  como una obra estructurada en tres movimientos que se titulan con versos extraídos del Soneto a Córdoba” de don Luis de Góngora y Argote. El primero, “Excelso muros, torres coronadas”, se inicia con una enérgica introducción de la guitarra que servirá de picote a lo largo de todo él, con numerosos meandros rítmicos y melódicos. El segundo movimiento es “Tanto por plumas como por espadas”, alusivo a la riqueza literaria y cultural de la ciudad y a su pasado heroico. El movimiento final, “Nunca merezcan mis ausente ojos” es la evocación, la nostalgia y la apoteosis final.

“No he tratado de describir, sino de evocar y sentir una ciudad multicutural en su historia y única en su configuración, que merecía dar su nombre a un concierto guitarrístico que me gustaría le hiciera honor”.

 

El director de orquesta, José Luis Temes.

El director de orquesta, el maestro José Luis Temes, despertó tanta expectación entre los profesionales y aspirantes a serlo que se contaba por decenas el número de profesores y alumnos de los conservatorios de música de la ciudad concentrados anoche en el Gran Teatro.  Nunca, en ningún otro concierto, he visto tantos reunidos. Buena señal. Puede indicar que hay interés, además de una excepcional cantera y mejor escuela. En mi opinión, y la de muchos consultados, no defraudó ni un ápice. Estuvo genial.

 Temes, titulado por el Conservatorio de su ciudad natal,  ha estado al frente de casi la totalidad de grandes orquestas españolas y de diversos países en todo el mundo. Ha compaginado siempre su trabajo como director con una amplia labor investigadora, conferenciante, autor de libros y ensayos y gestor. En 2009, recibió el Premio Nacional de Música.

Lamento haberme extendido, pero el concierto, las obras  y sus protagonistas merecían la pena. Y los detalles son importantes. Os enlazo a continuación la reseñas recogidas hoy en los periódicos locales.

[Enlace retirado por copyright]

 

[Enlace retirado por copyright]

 

[Enlace retirado por copyright]

Comenta con tu perfil de Facebook

Una Respuesta

  1. Casandra

    Quiero agradecer hoy muy especialmente a Hierbabuena y a Mara su persistencia. Gracias a su interés por la cultura, he tenido la suerte de disfrutar de un montón de espectáculos a los que ni siquiera había pensado acudir en los últimos 10-20 años. Ellas siempre están al quite, incluso para conseguir entradas gratis o invitaciones. Y, a continuación, pasan a la siguiente fase: vencer mi resistencia y obligarme a saltarme mi agenda cada dos por tres. Cada vez que les hago caso, y entro en su juego, tengo que reconocer que su propuesta era mucho mejor que la que yo había planificado. La de cosas, personas y experiencias que yo me habría perdido si no fuera por ellas. Gracias.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X