Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Sentimientos

Hay una pregunta que me hago día tras día.  ¿Por qué no hay científicos, estudiosos, filósofos, cualquier rama del conocimiento humano, que  analice los sentimientos?.
En esta época, la tecnología nos rodea,  la comunicación es lo primordial,   la globalización y todo está relacionado y se traduce en continua interconexión.  Entre millones de datos y de conocimientos que casi nos saturan a diario, mediante publicidad, televisión, radio, Internet, emails, llamadas… toda esa ingente cantidad de relaciones entre humanos, y nadie se ha parado a estudiar algo que parece simple, como son los sentimientos.
¿Qué son los sentimientos? ¿cómo funcionan? ¿qué hace que se produzcan? ¿para qué sirven?
Todas estas preguntas que nadie ha respondido científicamente  o nadie quiere ni preocuparse en contestar, son las que nadie se plantea. Y yo, realmente, si me las planteo, y estoy deseando dar sentido a todas y cada una de ellas.
En este mundo complejo, donde tantos ordenadores, algoritmos, interfaces de comunicación e increíbles arquitecturas y jerarquías de datos nos rodean, todo se simplifica a una cosa… los sentimientos.
¿Qué nos mueve a abrir ese correo electrónico y no otro? ¿qué nos hace conectarnos a facebook y curiosear las fotos y comentarios de los demás? ¿qué nos motiva a levantarnos por la mañana y a hacer algo que seguramente nos guste, o no nos guste, pero que terminamos haciendo todos los días? ¿por qué tomamos una decisión y no otra? todas esas preguntas se pueden resumir en una sola respuesta: sentimientos.
Por muy complejos que seamos, por muchas ideas magnificas que tengamos, los sentimientos son, sin duda alguna, lo que nos diferencia del resto de criaturas de la naturaleza. Y esos sentimientos que nos hacen tan complejos y a la vez tan simples, son los que mueven el mundo: amor, avaricia, compasión, tristeza y alegría… todos ellos igual de complejos e igual de importantes.
En mi vida diaria siempre me pregunto: ¿por qué? ¿por qué no puedo entender cómo cierta persona se comporta de esta manera? ¿por qué necesito estar con esta persona o relacionarme con ella de este modo especial que no tiene nada que ver con el modo en que me relaciono con el resto? ¿qué tiene esta persona que la hace especial y diferente a las demás? la respuesta es siempre la misma: sentimientos.
Y sigo sin saber cómo funcionan, por eso me vuelvo loco, por eso le doy vueltas a mi cabeza de ingeniero, por eso intento entender qué debo hacer y hacia dónde debo ir, pero no hay respuestas. Porque, realmente, da igual, haga lo que haga, diga lo que diga, me comporte como me comporte, a los sentimientos míos y a los de las demás personas, les da igual.
Da igual lo bueno o malo que seas, da igual lo mucho que te esfuerces en gustar a alguien, o si pasas de esa persona, da igual que te sacrifiques por ella o te aproveches de ella, los sentimientos son los sentimientos, y si alguien en esta vida te tiene que querer o no, no se sabe aún por qué puede ser.
Y por eso, por lo mismo que yo no controlo mis sentimientos propios, no puedo controlar los de los demás.
Sentimientos, esas cosas que salen de no se sabe bien dónde, y que provocan no se sabe qué, durante no se sabe cuánto tiempo, y que hacen que nos comportemos de no se qué manera, para terminar de no se qué modo, con no se sabe qué persona…
Si alguien sabe algo acerca de estos completos desconocidos, que me informe por favor. Gracias.

Entrada original

Comenta con tu perfil de Facebook

2 Respuestas

  1. Pasionaria

    Muy bonito Pajaro!!! y muy cierto. Pero un consejo (aunque no me lo hayas pedido jejej), si se trata de sentimientos, no lo pienses, no de vueltas a la cabeza!!!; solo siente y da vueltas al corazon!!! . besazos

    Responder
  2. Casandra

    Gracias, Pájaro, por esta nueva colaboración. ¡Cuántas veces hemos hablado de los sentimientos¡¡ Tú, la sensibilidad: yo, el sentido. ¡Cómo me gusta a mí esa gran película¡¡ En realidad, sí hay teorías científicas, filosóficas y psicológicas sobre los sentimientos. Recuerdo ahora, por ejemplo, un ensayo de Castilla del Pino: Teoría de los sentimientos. Una perspectiva desde la psiquiatría. Era complicado, claro. Imagínate a un psiquiatra hablando de sentimientos. Ellos que son tan obtusos. Yo prefiero la literatura. La gran literatura está asentada siempre sobre sentimientos. De hecho, ¡qué es un buen libro, una buena historia, sin una buena dosis de sentimiento¡¡ Uno de los que más me impresionó en ese sentido fue El jinete polaco, de Muñoz Molina. Este escritor es para mí la sensibilidad a la prosa actual española. Igual que Machado fue a la poesía. En fin, mi querido Pajaro, que vivimos inmersos en una marañan de sentimientos. Y afortunados nosotros que los vivimos, los sentimos y los padecemos. Porque, como tú dices, duelen. Duele mucho a veces. En el ascenso y en la bajada. Pero, como dice PASIONARIA, no lo pienses -aparca tu cabeza de ingeniero informático, para más inri- siente. Y cuando te llegue el dolor, que siempre llega, procura sufrir lo menos posible. Pero tampoco te resistas. El sufrimiento será la huella del disfrute previo. Quien algo quiere …….

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X