Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Maquillar los ojos es difícil, la verdad. Requiere mucha paciencia, pulso, entrenamiento y un buen rato pensando qué estilo, tonos y forma serán los adecuados. Y tiempo, porque a veces el resultado final no es el que esperábamos, sobre todo cuando intentamos maquillajes ariesgados, como un ahumado en negros o grises. Puede ser que al terminar tengas el mismo aspecto que Morticia Adams el día de su funeral, y esto te obligue a limpiar completamente los ojos y la piel de alrededor para comenzar de nuevo.

 

En cualquier revista femenina o libro de maquillaje puedes encontrar cientos de miles de formas y combinaciones de colores distintas para maquillar tus ojos realzando su forma natural, alterándola o siguiendo las tendencias de la moda, siempre en movimiento.

Los elementos básicos que necesitas para maquillar tus ojos son: Un rizador de pestañas. Una esponja de maquillaje o un pincel plano y grueso de cerdas muy blandas para difuminar el corrector de ojeras. Un pincel biselado para aplicar el delineador en polvo, un lápiz kohl recién afilado, o un autoaplicador de delineador líquido, si se tiene la suficiente destreza como para que el resultado no sea la carretera de Despeñaperros. Un bastoncito de algodón y leche desmaquillante para corregir posibles equivocaciones. Un pincel de ojos plano, de tamaño medio, para aplicar las sombras de ojos, tanto si son en polvo como en crema, y al menos dos tonos de sombras. Un pincel con punta de esponja para difuminarlas. Una máscara de pestañas y un cepillo de máscara de pestañas extra limpio, para una vez aplicado el producto con su propio aplicador, pasarlo y retirar posibles grumos, deshacer grupos, peinar las pestañas hacia fuera… Un cepillito y laca o gel de pelo para peinar las cejas. Es decir, todo un arsenal. Y no creas que estoy exagerando. Si quieres buenos resultados, necesitas todos estos aplicadores, cada uno con su particular producto. Bien entrenada, y con las ideas claras, tardarás unos 10 minutos en realizarte un maquillaje de ojos natural, de día, y 20 para un maquillaje de noche impecable. Pero te lo aseguro, tus ojos merecen el esfuerzo.

Una secuencia lógica de gestos para maquillar los ojos es comenzar hidratando la zona con una crema específica para el contorno de ojos. Después, aplicar el maquillaje de base general para todo el rostro y sobre él, un producto iluminador o antiojeras difuninándolo perfectamente con un pincel blando o las yemas de los dedos. Tras ello, aplicar las sombras de ojos, comenzando por los tonos de base más claros y terminando con los oscuros. Perfilar a continuación los bordes de los párpados, limpiar la zona de las ojeras de posibles manchitas de sombra de ojos, sobre todo si es en polvo, con más producto antiojeras. Por último, rizar las pestañasaplicar una o dos capas de máscara y peinar las cejas con un cepillito impregnado con un poco de laca o gel fijador de cabello.

Como norma general, tiene vigencia la misma que aplicamos en todos los rasgos: los colores claros resaltan los rasgos que queremos destacar, mientras que los tonos más oscuros disimulan aquellos que preferimos ocultar. Así que, según el color, el tamaño y la forma naturales de tus ojos, te conviene maquillarlos de forma distinta.

Ojos pequeños. Con un lápiz kohl marrón oscuro, gris o negro, delinea por fuera el borde de las pestañas, completo en el párpado superior, y de la mitad hacia fuera en el borde inferior. Con una sombra también oscura, dibuja un triángulo en el borde exterior del ojo. Justo encima del iris, en el párpado móvil, da un toque de luz con una sombra clara.

Ojos caídos en el ángulo exterior. Traza la línea de lápiz kohl de la mitad del ojo hacia fuera, tanto en el párpado superior como en el inferior, y con la yema de tus dedos, o un pincel difuminador, “saca” el color del trazo del párpado inferior llevándolo hacia arriba. Pon máscara sólo en las pestañas superiores.

Ojos hundidos. Elige tonos claros para los dos párpados, y dibuja el pliegue del párpado superior con otra de la misma gama de color, ligeramente más oscura. Máscara de pestañas negra sólo en el párpado superior.

Ojos saltones. Sombras oscuras para el párpado superior y claras para la zona bajo las cejas. Máscara de pestañas de un tono marrón o gris, más suaves que el negro.

Ojos juntos. Aplica sombras claras alrededor del lagrimal y hasta la mitad del ojo, y más oscuras desde la mitad hacia el ángulo exterior. Da un punto de luz con lápiz blanco o purpurina jusrto en el lagrimal. Delinea con lápiz oscuro sólo la mitad externa de los dos párpados. Aplica máscara de pestañas sólo en las pestañas del ángulo exterior, tanto arriba como abajo, dirigiéndolas hacia fuera con el pincel.

Ojos separados. Sombras oscuras alrededor del lagrimal, muy difuminadas, y más claras hacia el borde exterior. Aplica la máscara de pestañas incidiendo en la parte interna de los ojos.

En cuanto al color del iris, a menudo vemos que las mujeres con ojos más bonitos, negros profundos, azules o verdes, matan las posibilidades de destacarlos utilizando tonos de sombras o delineadores que, en vez de resaltarlos, los apagan. En general, la elección adecuada es un tono de la gama cromática opuesta al natural, para resaltarlo, o entonado en los colores naturales de nuestro rostro (la gama de los beiges y marrones), para un resultado más discreto. Así, los ojos verdes destacan maquillados en púrpura, violeta o ciruela. Los azules, con el rosa, malva o púrpura. Los de color avellana, generalmente con matices de verde, se ven más favorecidos con el rosa, violeta o verde intenso. Los marrones se acentúan con los verdes, los bronces metalizados o los dorados. Y los marrones muy oscuros o negros, resultan espectaculares con cualquier tono claro, de acabado perlado o translúcido.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

Una Respuesta

  1. Peix

    Estupendos consejos, Aloe. Yo leo cuanto cae en mis manos acerca de maquillajes, cremas…Soy una friki de los prospectos. Voy a añadir, si me permites, un truco descubierto hace algún tiempo para que el maquillaje de ojos sea duradero y no se deslice con el paso de las horas. Se trata de un fijador de sombras de ojos de la marca ARTDECO. Se aplica como base en el párpado y el resultado es espectacular. La pintura permanece inalterable horas y horas. A mi me dura todo el día y a mi hija, cuando sale de marcha, toda la noche…jejejejeje

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X