Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En la falda de la Sierra Morena cordobesa, el hermoso edificio del castillo de  Maimón acoge desde el pasado 12 de agosto a los alumnos, profesores y demás miembros que conforman la comunidad  Presjovem. 

La Escuela y Festival Internacional de Música Clásica para Jóvenes es un proyecto educativo, cultural  y divulgativo que cumple este año su vigésimo tercera edición, consolidado  como referente de excelencia en Andalucía y  entre los de mayor prestigio en España.

Surgido en Lucena en 1991, fruto de la iniciativa, el trabajo y la perseverancia de la Asociación sin ánimo de lucro que lleva su mismo nombre, Presjovem ha permitido completar sus estudios, con una formación de la mayor calidad, a muchos de los mejores alumnos de la  generación de jóvenes músicos  españoles de los  últimos 20 años.   Desde 2003, el proyecto cuenta, además, con su propia formación orquestal y con grupos de cámara que hacen las delicias de los melómanos en las veladas que dan cuerpo al Festival paralelo a la escuela diurna.

Violines, violas,  chelos y contrabajos acaparan estos días  las estancias del castillo de Maimón,  la casa señorial adaptada como centro de noviciado de los Hermanos Maristas en 1949, ahora reconvertida en hotel y dedicada durante este  mes a escuela-residencia  para alumnos y profesores de música llegados de toda España y parte del extranjero.

[pullquote]La calma que transmite la sierra cercana, y el silencio que domina el entorno,  sólo interrumpido en las soporíferas siestas del estío cordobés por el persistente cantar de las chicharras,  queda salpicado de notas musicales y melodías inspiradas en las obras de los  grandes compositores clásicos.  Los  jóvenes inquilinos del castillo interpretan sin cesar, compartiendo con sus maestros convivencia y un master de formación intensivo.[/pullquote]

En su cuenta de Facebook, el pianista y profesor, Pablo Jara, describe así el ambiente: ‘’Seguimos inmersos en la 23 Escuela y Festival #Presjovem, en cuya sede, el Castillo de Maimón de Córdoba, estamos conviviendo alumnos y profesores en un ‘non-stop’ musical que no conoce de siestas ni descansos. Ser compañero de miembros de la ‘Staatskapelle’ de Berlín, de catedráticos de las más importantes escuelas europeas, de herederos de la antigua escuela rusa y de jovencísimas generaciones que se están comiendo el mundo, entre Sudamérica, Oriente Medio y Europa (incluido Linares), es algo que no tiene precio’’.

El improvisado aulario en que se ha convertido, prácticamente, todo el edificio parece haber sustituido su austera decoración. Atriles y partituras, arcos y batutas, fundas y demás instrumental imprescindible en el kit musical acaparan hasta el último rincón de las estancias del remozado cortijo. Incluso la explanada delantera y algunas zonas ajardinadas circundantes sirven de silvestre escenario para calentar y dar los primeros acordes a primeras horas de la mañana, cuando el sol aún no pega fuerte. Después, hay que buscar buen cobijo en clase, a la sombra fresquita de los viejos muros de la casa señorial. Los más de cuarenta grados que se han dejado caer esta última semana en la capital andaluza han sido un aliciente más para la reclusión en régimen de internado en la Escuela Presjovem.

En los intermedios, los pasillos y el hall de entrada del hotel se llenan de alumnos que, como en cualquier centro educativo, van y vienen en un ajetreado intercambio de clases, apuntes, comentarios, experiencias.  En ese marco multisonoro y deslumbrante de luz,  plagado de risas, entusiasmo y sueños, los reyes del acompañamiento musical -la voz, el piano y la percusión- también hacen acto de presencia en momentos estelares. En el taller de orquestación barroca, el clave y el fortepiano se escuchan según horario programado. Y suenan muy bien.

De ámbito internacional

En la actual edición participan 36 jóvenes de entre 12 y 22 años, alumnos de grado medio y superior de conservatorios en todas  las especialidades instrumentales de cuerda, además de piano. Un cuarteto, formado por alumnos de antiguas ediciones del proyecto, ampliará su formación en música de cámara. Seis son cordobeses  y una de las nuevas incorporaciones es una joven pianista procedente de Rabat, Aya, quien en un habilidoso español-francés se manifiesta  afortunada por haber tenido la oportunidad de participar en una “masterclass tan intensa y de tanto nivel”.  El viernes, 23, realizó una emotiva interpretación al piano durante una encantadora velada musical celebrada en el Jardín Botánico.  Esa noche actuó también Gabriel Sevilla, chelista, quien a pesar de su juventud repite  este año demostrando sus grandes progresos como concertista.

Más de una veintena de profesores con brillantes currículums profesionales, entre ellos solistas de la Staatskapelle y Staatsoper de Berlín,   conducen el talento demostrado en la fase de selección por todo el alumnado. Los talleres de acompañamiento vocal, percusión, clave y fortepiano y de música barroca  completan la oferta educativa. La  dirección artística es de David Quiggle, virtuoso viola diplomado en los conservatorios de Vancouver y Bostón,  con postgrado en Colonia. Quiggle, que ha sido primer viola en numerosas agrupaciones, incluida la nacional de España,  se incorporó como docente  y concertista a Presjovem en 1996.  “Diecisiete años disfrutando de los cálidos veranos cordobeses” –afirma sonriente el maestro, grande y fuerte en todos los sentidos, según me comentan al presentármelo-.

 Córdoba, anfitriona acogedora

El director artístico de Presjovem valora como muy positivo el salto a Córdoba desde Lucena. “Le ha dado estabilidad al proyecto y sensación de arraigo. Y la respuesta del público es cada año mejor”.  Nacido en EE.UU, Quiggle vive en España hace 22 años. Al preguntarle si tiene algún significado especial para él actuar en la Mezquita,  se muestra sobrecogido. “Es algo muy poético. La acústica es muy buena. El sonido corre entre los arcos,  perfecto, envolvente. Es una experiencia única en el mundo. Tocar en el patio de Los Naranjos también tiene magia, -precisa-, con el sonido de las fuentes formando parte también de la interpretación”.

 Quiggle, que trabaja en la actualidad en San Sebastián, destaca el proyecto pedagógico de Presjovem. “El estudio es intensivo durante las tres semanas del curso, con clases individuales y colectivas de instrumento diarias que se prolongan durante horas, hasta ocho o nueve al día, incluyendo las dedicadas a música de cámara y orquestal. Es un ritmo de trabajo que permite al alumno desarrollar un sinfín de potencialidades que durante el curso académico no puede. Y todo ello con profesores que trabajan en las formaciones más prestigiosas del mundo”.

El festival, perfecto complemento del programa formativo

Las actuaciones nocturnas ofrecidas por profesores, alumnos y artistas invitados,  en el marco del Festival internacional de música, complementan el programa.  El repertorio es muy variado en cuanto a instrumental, obras, autores y formatos.  Y ha sido muy bien acogido por el público que todas las noches ha llenado la sala Orive, donde se ha  disfrutado estas últimas semanas de magníficos recitales de piano y violín, de viola, bajos y piano,  así como interpretaciones de cámara,  música historicista y orquestación barroca. De todos ellos hemos dado cumplida cuenta en esta página.

La noche del domingo,  25 de agosto, el pianista Tibor Szàs ofrece un concierto en la sala Orive. Su programa incluye obras de Bach, Schubert y Beethoven. El lunes 26, tendrá lugar una velada de acompañamiento vocal con la soprano Anouschka Lara y el barítono Mario Villoria. El miércoles, alumnos y profesores volverán a demostrar qué es y cuáles son las consecuencias de formar parte de  la Escuela Presjovem. Ambas citas serán en la sala Orive a partir de las diez de la noche. El viernes, la velada estará de vuelta en el Jardín Botánico para ofrecer  música clásica interpretada por jóvenes muy talentosos. La quedada es junto a la margen derecha del río Guadalquivir,  a la luz de la Luna, ya menguante entonces.  Seguro que alguna estrella fugaz rezagada se deja caer.

Clausura en la Mezquita-Catedral

El Festival incluye esta edición once conciertos. Como es tradicional, la  clausura correrá a cargo de la Orquesta Presjovem en la Mezquita-Catedral. El sábado, día 31, Rubén Fornell dirigirá como invitado. Contará, asimismo,  con la la pianista, Esperanza Martín, ambos antiguos alumnos de la Escuela y con un amplio bagaje formativo y de reconocimientos nacionales  internacionales.

Fornell, 22 años, y formándose aún en el Conservatorio Superior de Córdoba, entre otros centros europeos,  ha preparado un ambicioso programa con obras de Gustav Holst, Mozart y Tchaikovsky.  El contrabajista linarense ha sido el guía de las Flores del Desierto durante la visita que hemos realizado al castillo de Maimón para conocer la Escuela y a sus protagonistas.  Fornell ha compartido  su entusiasmo por el montaje de la Serenata en Do Mayor de Tchaikovisky. “Es un libreto muy complejo, por su intensidad musical y por su  complicado argumento”. En este sentido señala que gran parte de las tareas previas al ensayo consisten en trabajar la concentración. “Porque la interpretación de esta obra tan compleja –insiste- requiere una atención absoluta y prolongada durante mucho tiempo. Y eso, después de tantas jornadas de estudio y trabajo, incluidas actuaciones y los nervios que conllevan, exige mucha entrega y un esfuerzo mayor aún como remate final del curso”.

Mientras las tres enviadas especiales de las Flores del Desierto bajábamos desde el castillo de Maimón a Córdoba en una de las tardes más calurosas de la pasada semana, la más calurosa del año según Meteorología, hemos coincidido en afirmar que no  albergamos duda alguna sobre el éxito de este concierto de la Orquesta Presjovem que dirigirá Rubén Fornell  el próximo  domingo. Después de ver trabajar y escuchar las actuaciones de esta gran familia, que ya es Presjovem, con su alma y máxima responsable del proyecto al frente, María José Baum,  tenemos plena seguridad. Es más, hemos acordado un lema para definirla: Presjovem, escuela de excelencia musical.

Enhorabuena jóvenes y mayores. Vuestro trabajo, después de lo visto y escuchado,  merece el 10.

Más INFO.- www.presjovem.com

Comenta con tu perfil de Facebook

5 Respuestas

  1. Hierbabuena

    Felicito a los alumnos de Presjovem y a toda la organización porque nos han hecho pasar grandes veladas durante este mes de agosto. Además de la calidad de la producción musical de los conciertos, lo más destacado para mí era ver el entusiasmo de los sueños juveniles, tantas esperanzas en el futuro que ya empiezan a ser realidad presente en muchos casos. Como siempre, la elección del espacio Orive como sala de conciertos fue un gran acierto. Precioso escenario.

    Responder
  2. Casandra

    Tomo el testigo que me lanzó Blanca días pasados y comento a modo resumen el concierto de clausura de Presjovem 2013, celebrado en La Mezquita de Córdoba el sábado, 31 de agosto. En mi opinión, una actuación que fue creciendo a medida que los jóvenes y afanados músicos interpretaron a Hoslt, Mozart y, finalmente, a TCHaikovsky. No puedo evitarlo, tengo que decir que el marco era incomparable, como ya sabéis. Y ver en aquel espacio solemne concentrado tanto talento, entusiasmo y sueños fue muy emocionante. Han recogido la noticia con imágenes preciosas medios nacionales como TVE en su informativo del domingo, 1 de septiembre, y Europa Press, Por supuesto los medios locales. TODOS Con un generoso tratamiento y extensión. Para mí, personalmente, tuvo un significado especial, porque Gladiator formaba parte de esa estupenda orquesta después de este verano tan intenso que ha llevado y que le ha llevado tan lejos. También porque podía compartir esta emoción con amigas entrañables y, sobre todo, con mis padres. Como quería Blanca, ya os he desvelado la motivación especial que tenía para mí. Y puedo decir que colmó mis expectativas.
    Os dejo algunos de los enlaces más destacados del evento.-

    http://www.europapress.es/andalucia/noticia-presjovem-acaba-respuesta-excepcional-ciudad-gran-nivel-profesores-alumnos-20130901143811.html

    ATención al minuto 37.- http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/telediario/telediario-21-horas-01-09-13/2009526/?media=tve

    [Enlace retirado por copyright]

    Responder
  3. Blanca

    Cuando hace unas semanas estuvimos en el Cortijo el Maimón, apenas se iniciaban las clases de esta Escuela de Verano para jóvenes músicos, pero el ambiente ya se había impregnado con la magia de las notas que sobrevolaban por aquel espléndido paraje. Un lugar especial , elevado como una atalaya , con vistas a la ciudad y a la sierra , rodeado de verdor y de naranjos.
    Un lugar , como digo especial, lo suficientemente aislado para permitir que sonara la música a cualquier hora – como ocurría- y también lo suficientemente cálido para que las relaciones humanas proliferaran, estrechándose y robusteciéndose como , me consta, ha ocurrido.

    En un lugar así, como no podía ser de otra manera, se han forjado sueños, cariños y lazos de amistad duraderos… quizá otros sentimientos más profundos, pero…. . especialmente , a la vista de los resultados que hemos ido presenciando, y no solo yo, sino un cada vez mayor número de cordobeses, se han ido formando MÚSICOS, así con mayúsculas, músicos que muy pronto ocuparán lugares destacados y que, como carta de presentación, llevarán el haber sido alumno de esta Escuela.

    En un lugar así, y bajo la enseñanza y consejos de profesores de talla internacional, estos alumnos de Presjovem23 nos han mostrado hasta donde es posible llegar si pones el corazón en ello, y que a pesar de la desidia y de la falta de valores que tanto abunda en esta sociedad en decadencia, el esfuerzo, la constancia y la ilusión por llegar a una meta tienen su premio y recompensa . Estos jóvenes, casi niños, me lo han demostrado a lo largo de sus actuaciones en las que los he visto crecer y engrandecerse. Sus melodías y buen hacer me han reconciliado con el mundo.

    En el Concierto de Clausura de la Mezquita – Catedral , el broche final , la joven Orquesta bajo la batuta de Ruben Fornell, su brillante director , pude apreciar que a medida que las notas se alzaban enredándose en los arcos milenarios de las Salas, la emoción de un público entregado y más que numeroso, se subía a la garganta.
    Y pude sentir el orgullo de muchos padres y familiares allí congregados y alegrarme por ellos. De alguna manera , a fuer de verlos crecer en los Agostos de la
    Escuela, se han convertido en alguien muy cercano y sus logros me conmueven sobremanera.

    Recuerdo ahora a Aya, la joven pianista de Rabat mientras ejecutaba ”El suspiro”, de Franz Liszt, a Gabriel en su concierto para dos chelos, de Vivalvi, a Angeles Salas en su concierto para violin de Aran Khaturian, a Oscar Sánchez y sus Aires Bohemios, de Sarasate., a la orquesta de cuerdas y a tantos otros…. magníficos todos ellos e inmersos en un proyecto ilusionante . Felicidades !!

    Como podeis suponer cuando escribo estas notas, estos chicos “El Dream Team” vi que se denominaban en facebook, se ha marchado. Estarán en otro tiempo, iniciando nuevas andaduras . Imagino que añorando lo vivido y aguardando otros soles que, sin duda, llegarán. Hasta pronto.
    Un abrazo

    Responder
  4. Jade Queen

    Enhorabuena a esos jóvenes músicos, que tanto nos hacen confiar en el futuro con su ejemplo de esfuerzo, persistencia y entusiasmo. La férrea voluntad por alcanzar los sueños mueve el mundo. ¡¡¡A por ellos¡¡

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X