Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Durante el equinoccio de otoño, según el pensamiento tradicional chino, los sueños y las visiones se albergan en el oeste, donde nacen los llantos y las emociones, tanto la alegría como la tristeza…

Según la medicina tradicional china, cada una de las estaciones del año está relacionada con un elemento: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua. De igual modo los órganos del cuerpo se relacionan con estos elementos.

Acabamos de iniciar nuestro recorrido por el otoño, ese recorrido cíclico que nos recuerda que la vida  se compone de ciclos, al igual que la naturaleza.

El otoño es tiempo  de cosecha, de recogimiento, de hojas amarillas…

Momento de dejarnos fluir y no tratar de aferrarnos al verdor del verano.

El elemento que predomina en esta estación es el metal. Con este elemento se identifica el cambio y las reformas, la purificación, la interiorización y la retracción. No sorprende, por tanto, que con la llegada del otoño la gran mayoría de nosotros emprenda o desee llevar a cabo nuevos propósitos y proyectos.

El órgano relacionado con el otoño es el pulmón, que es un órgano de metal, y  el intestino grueso es la víscera correspondiente a este elemento y a esa estación. El pulmón es el órgano más activo en otoño, está muy vinculado al instinto de supervivencia de cada uno de nosotros. Nos proporciona la emoción de la vitalidad y el coraje. En ocasiones, hay un desequilibrio en este órgano y nos sentimos melancólicos y tristes.

Llega el otoño, dejamos atrás el Fuego del verano y nos fundimos con la tierra a través del metal.

Es momento de inicio de ciclo y de cuidar nuestros pulmones, momento de respirar y cuidar nuestras defensas para fortalecernos de cara a las inclemencias del próximo invierno. Los pulmones se relacionan con la energía Wei qui, o energía defensiva. De igual modo se interrelacionan con la garganta y las vías respiratorias a nivel interior. De adentro hacia afuera, inciden en nuestra epidermis.

Para muchos el otoño es equivalente a tristeza y,  por tanto, equivale a sequedad; provocando tos y estreñimiento.Es querer acaparar sin usar, sólo querer guardar y seguir guardando. Rompe con la circulación de las cosas. No dejar fluir. Este deseo de retener afecta al intestino grueso. El pulmón y el intestino grueso son, como ya he mencionado, caras de la misma moneda.

 No Temas al Otoño, si ha venido.

Aunque caiga la flor, queda la rama.

La rama queda, para hacer el Nido.

Otoño es momento de mirarnos, mimarnos y recordar que las flores de Bach nos pueden ayudar en este camino, para superar estados emocionales que se pueden transformar en bajada de defensas y, por tanto, afectar a nuestro cuerpo físico. Podría venir bien, dependiendo de tu emoción o emociones, las siguientes esencias:

Mostaza:
Para quienes están expuestos a temporadas de melancolía, o incluso desesperación, como si les cubriese de sombras una negra nube fría que ocultase la luz de la alegría de vivir.

Genciana:

Es una flor entre azul y morada que nace en el otoño y ayuda a aquellos que se desaniman con facilidad y se sienten hundidos ante el menor fracaso.  Junto al mímulo y el manzano silvestre componen el remedio de los hipocondríacos.

Impaciencia :

Para los que todo lo quieren ya y ahora sin respetar el fluir de las cosas.

Violeta de agua:

 Si nos sentimos cerrados en nosotros mismos, con un corte en el fluir entre el dar y recibir.

Manzano silvestre:

 Limpia y purifica.

Olivo:

 Para la fatiga física y psíquica.

Recuerda que las esencias de Bach deben adaptarse a cada persona  en particular.

Si tienes alguna duda,  consúltamela.

Feliz Otoño.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

2 Respuestas

Responderle a Casandra Cancelar Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X