Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La Academia Sueca  ha anunciado hoy que el [Enlace retirado por copyright]  ha correspondido al escritor  [Enlace retirado por copyright].  El jurado ha resaltado que el autor chino «combina los cuentos populares, la historia y la contemporaneidad con un realismo alucinante».

En China, el [Enlace retirado por copyright] es uno de los escritores más famosos y controvertidos por su relativo compromiso político. Aunque sus libros destacan por su aguda crítica social, Mo Yan ha conseguido sobrevivir en el difícil mundo de la literatura china.  Tal vez algo haya tenido que ver su propio nombre literario, Mo Yan,  que en mandarín significa   «abstenerse  de hacer comentarios».

 «Generación pérdida»

Nacido en 1955 en la provincia oriental de Shandong, en el seno de una familia de campesinos, Mo Yan pertenece a esa «generación pérdida» de chinos que tuvo que dejar los estudios para trabajar en una fábrica durante la «Revolución Cultural» (1966-76) de Mao Zedong.

Con 20 años, ingresó en el Ejército Popular de Liberación, donde empezó a escribir sus primeros relatos a principios de los 80 ante la mirada inquisitiva de sus superiores.

Tras ser nombrado profesor de Literatura en la Academia Cultural del Ejército, Mo Yan alcanzó renombre mundial gracias a la adaptación cinematográfica de su novela«Sorgo rojo», que supuso el debut del director Zhang Yimou y de la actriz Gong Li y ganó el Oso de Oro del Festival de Berlín en 1988.  Ambientada, como muchas de sus obras, en los pueblos de su provincia natal que le vieron crecer y pasar hambre, «Sorgo rojo» retrata la azarosa vida de una joven que es vendida al dueño leproso de una destilería durante los violentos años de la ocupación japonesa (1931-45).

Del realismo mágico de García Márquez al realismo alucinante de Yang

 Influido por la ironía social de Lu Xun, el padre de la Literatura china contemporánea, el realismo mágico de [Enlace retirado por copyright], y autores occidentales como [Enlace retirado por copyright], Mo Yan ha cultivado un fino sentido del humor, bastante negro a veces, en títulos como «La vida y la muerte me están desgastando» y «Grandes pechos, amplias caderas», ambos publicados en español por Kailas.

Homenaje a las sufridas mujeres chinas

En el primero repasa la turbulenta historia de China durante la segunda mitad del siglo XX,  gracias a una metafórica reencarnación budista que convierte a un terrateniente ejecutado por sus «pecados burgueses» en un burro, un buey, un cerdo, un perro, un mono y, finalmente, de nuevo en un niño. En el segundo, prohibido en China, su visión histórica se amplía desde los últimos tiempos de la dinastía Qing hasta el fin del maoísmo para homenajear a las sufridas mujeres de este país, ya que su protagonista, casada con un hombre impotente, tiene ocho hijas fuera de su matrimonio antes de alumbrar al ansiado varón.

Mientras en «Las baladas del ajo» (Kailas) vuelve a posar su mirada en la China rural durante el principio de las reformas económicas iniciadas por Deng Xiaoping en 1978, en «La república del vino» critica la corrupción de un régimen que aún se denomina comunista pero practica el capitalismo de Estado más salvaje mientras una sociedad anestesiada por la modernidad y el dinero se entrega a los placeres de la comida y el alcohol tras décadas de penurias. Con estas obras monumentales, el mundo entero, y sus propios compatriotas, han conocido un país tan fascinante, pero también brutal, como China. Y todo gracias a un escritor que, curiosamente, no quería hablar.

Bibliografía de Mo Yan:

– «Sorgo rojo» (El Aleph, 2002).

– «Grandes pechos, amplias caderas» (Kailas, 2007).

– «Las baladas del ajo» (Kailas, 2008).

– «La vida y la muerte me están desgastando» (Kailas, 2009).

– «Rana» (Kailas, 2011).

Adaptaciones al cine:

– «Sorgo rojo» (1988) (dirigida por Zhang Yimou)

– «Happy Times» (2000) (dirigida por Zhang Yimou).

– «Nuan» (2003) (dirigida por Huo Jianqi)

Nota.- Esta  información ha sido elaborada sobre la publicada por el periodista cordobés, Pablo M. Díez, en el diario ABC,   periódico del que es corresponsal en Pekín.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X