Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 Los siete primeros segundos del encuentro inicial con una persona, según diversos estudios de investigación, son claves para elaborar una opinión sobre ella.

Voluntaria e involuntariamente mostramos a los otros nuestros sentimientos e intenciones respecto a ese encuentro. Y todo eso sin haber dicho una sola palabra, seguramente.

La comunicación humana no es sólo un intercambio de palabras y frases; de hecho, el componente verbal representa una parte muy pequeña de lo que decimos. Son los gestos, las expresiones, la modulación de la voz, los comportamientos, los que transmiten la mayor carga informativa del mensaje.

Y, sí, como suponíais, ambos, el componente verbal y el no verbal, son indisociables en la comunicación. Realmente, eso es lo que la enriquece. Ser conscientes de ello nos coloca en una buena posición de partida para desarrollar nuestra capacidad de comunicarnos con una mayor eficacia.

No es este el lugar ni el modo en que podemos aprender a comunicarnos de una forma más eficaz, para eso están los talleres presenciales; pero sí es posible desde aquí comenzar a recabar información sobre nosotros mismos e ir entrenándonos en el arte de la observación, los dos son componentes necesarios para una buena comunicación.

Cuando digo obtener información no me refiero a enumerar unas cuantas características, me refiero a pensar  en esos valores personales que te ayudan a comunicarte; la expresividad de tus ojos, tu energía durante la conversación, la amplitud de tus gestos, la modulación de la voz, tu postura corporal, la expresión de tu cara y todo aquello que sepas de ti o vayas descubriendo. Todo ese conjunto de señales conforman tu mensaje corporal que los demás reciben y utilizan para formarse una  primera impresión y opinión de ti. Recordar situaciones en que te hayas sentido a gusto, con seguridad o disfrutando de la conversación, pueden ayudarte a tener una idea de cómo es tu lenguaje no verbal.

Y en cuanto a la observación, olvídate de todos esos “conocimientos” sobre el significado de determinados gestos, “cruzar los brazos es una postura defensiva”, “el bostezo es signo de aburrimiento”, y observa sin más; la comunicación no es un catálogo de papel pintado, es una manta de patchwork. No nos comunicamos con gestos aislados, sino con un todo, el mensaje es la persona al completo en una situación determinada, no se pueden separar las acciones de su contexto. ¿Quién no ha visto por la calle a personas “hablando solas”, que se ríen, levantan la voz, muestran su enfado o  aceleran el paso?, hasta que descubrimos que van hablando por el teléfono móvil, entonces cambia por completo nuestra interpretación de la escena…. y de la persona.

Estamos en verano y eso suele significar que, excepto si está pasando algo grave o importante en nuestra vida, tenemos más tiempo libre, nos relacionamos más y estamos más dispuestos a hacer cosas diferentes.

Coge papel y lápiz y observa.

¡Adelante, diviértete, pásalo bien!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X