Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Flores del desierto visitamos días pasados Almería de la mano y guía de Mar de los Ríos, la autora de ‘’Tren de lejanías’’, novela a través de la cual hemos tenido la suerte de descubrir a una de las almerienses más ilustres de todos los tiempos, Carmen de Burgos Seguí, ”Colombine”. Este viaje cierra un periplo que abrimos en enero de 2013, al subirnos al tren que nos llevó, junto a su protagonista, Elena,  por las principales capitales europeas, hasta llegar al mar del Norte. De regreso a su tierra de origen,  para burlar los focos del conflicto bélico que se desencadenó en la confortable Europa del verano de 1914, hicimos parada en Londres y La Coruña. Un siglo más tarde, el ”Tren” se ha presentado en ciudades como Madrid, Cáceres y Córdoba, donde habita la mayoría de la flora y fauna que frecuenta este oasis virtual.

Era de obligado cumplimiento para las Flores del Desierto, y ha resultado un enorme placer, concluir el circuito en la tierra de Carmen, Mar y Elena. Tampoco podía ser de otra manera. Durante este homenaje a la excelsa almeriense, en su terreno, -Cabo de Gata-Níjar-Rodalquilar- hemos comprendido muchos por qués. Hemos compartido emociones e inquietudes.  Y, finalmente, hemos captado el para qué.

mar lee a carmen

Carmen de Burgos escribió a lo largo de toda su vida una serie de novelas inspiradas en Rodalquilar, su paraíso perdido de la infancia. Su obra, al unísono con su pensamiento y su corazón, fue un continuo ir y venir del presente al pasado, del pasado a su presente, entre viajes por todo el mundo, y experiencias vitales excepcionales. Sin embargo, el destino de nuestra gira a tierras almerienses era, más allá del valle añorado de nuestra autora de cabecera, el cortijo del Fraile, escenario donde tuvo lugar en 1928 el drama que inspiró ”Bodas de sangre”, de García Lorca, y ‘’Puñal de claveles’’, de Carmen de Burgos. Se trata de una ruta turístico-cultural que atrae visitantes de todo el mundo, como hemos podido comprobar in situ.

ruta de las flores

En ‘’Puñal de claveles’’, la novela que concluye el ciclo de Rodalquilar, escrita apenas un año antes de su muerte, la escritora abandona la nostalgia para abrir una puerta a la consecución de los sueños, de la libertad y de un mundo mejor. La ‘’tita Carmen’’ de  ”Tren de lejanías”  nos convocó en su valle en diciembre de 2013 para conducirnos, por la ruta de las flores, los piratas y los volcanes, hasta el Cortijo del Fraile. Y, desde allí arriba, escuchando a Mar de los Ríos, que le prestó su voz, nos regaló su última lección:  ‘’toda esperanza es futuro’’.

[youtube url=”http://youtu.be/qrar8ElVq98″]

‘’Parece evidente el valor simbólico del final feliz con que Carmen cierra (o deja abierto) su relato. Los protagonistas son seres en camino, lanzados a la aventura vital, con toda la indeterminación de un futuro abierto de par en par. Es un momento de vida intensa, en estado puro; se ha destruido el antes y se desconoce por completo el después, en el que sólo reina la esperanza. La pareja triunfa y corre veloz hacia un destino elegido libremente, desnudos ambos de historia. Quedan convertidos en dos flechas lanzadas. Hay en el relato una gozosa transgresión del orden social, que es vencido por la fuerza positiva de la pasión humana’’. Concepción Núñez Rey.

Muchas de las conversaciones que acompañaron esta visita han versado sobre ese reto trascendental que se nos plantea ante la coyuntura histórica que atravesamos. La pregunta quedó en el aire varias veces. Estábamos en Almería rindiendo homenaje a una luchadora incansable que, en circunstancias muy adversas,  batalló contra todo y todos para conseguir un mundo mejor. Nuestra generación ha disfrutado de los logros conseguidos gracias a Carmen de Burgos y a otros seres humanos imprescindibles, como ella, para el avance de la humanidad. No les fue fácil y pagaron su precio por enfrentarse al sistema, al poder, a la sociedad de su tiempo. Ahora el testigo está en nuestras manos. La responsabilidad es nuestra. No podemos mirar hacia otro lado. Los benefactores directos podrían ser nuestros hijos y nietos.   ¿Seremos capaces hoy en día de afrontar nuestra propia lucha con similar valor y honor?

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X