Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La tramoya es el conjunto de máquinas e instrumentos con los que se efectúa, durante la representación teatral, los cambios de decorado y los efectos especiales. Se llama tramoyista al especialista que atiende las tareas y el manejo de las tramoyas en el espacio escénico.

Los tramoyistas de PSOE e IU tienen prisa por consolidarse en el trono  sureño. Incluso atisban poder dirigir la corte central. Para ello se aprestan a  recuperar  a mucha gente huida de sus respectivas parroquias, también de las ajenas, a propósito de pactos que sólo tienen por objetivo pisar moqueta, incorporarse al círculo de los privilegios e introducirse en el reparto  de la tarta de los beneficios exclusivos.   El pueblo unido que jamás será vencido les importa lo mismo que les ha importado hasta aquí. Pero parte de ese pueblo, aún crédulo, o no, convenientemente manipulado, o adiestrado, es instrumento decisivo para reconducir a los  rebaños al redil, cada vez que alguna oveja intrépida se descarría, o cuando conviene despertar la amenaza de la llegada de los lobos.  No sabía Pedro que el lobo ya estaba allí, disfrazado de cordero. Dirigía la manada hacía mucho tiempo.

Los ‘’señoritos’’ de viejo  cuño y  la nueva aristocracia andaluza, gestada durante las tres últimas décadas,  han incrementado sus posesiones y el control de los recursos a un ritmo enloquecido, sin contrapeso alguno, con  la impunidad más absoluta, y alentados  por  una avaricia descontrolada. En imitación, la tribu que ha arribado a  la Corte de la reina Sol  en el último asedio viene dispuesta a trincar sin protocolo alguno.  Lo que se ve se aprende.

 La perversión de la dignidad

Mientras tanto,  el común de los mortales, esa mayoría silenciosa traicionada por los beneficiarios de las mieles del  despacho y  el coche oficial, constata su empobrecimiento  en la misma proporción en que los potentados acumulan patrimonio.  Mientras,  nuevas generaciones de simples mortales guardan sus títulos universitarios bajo el brazo, cogen la maleta y buscan fuera la oportunidad de prosperar que les niega la tierra que levantaron sus abuelos. El futuro en esta república bananera del sur, abandonada a su suerte por quienes deberían procurarnos amparo, está reservado para apellidos de familias tan poco aristocráticas como Chaves, Griñán, Caballos, Viera, Rubiales, Pérez, Perales, Meyer, Valderas, Arenas o Báñez,

Otros hijos sobrevivirán, como lo han hecho sus padres, a base de caridad y sobras que dejarán caer sus bienhechores, a los que seguirán aupando con su voto democrático a un  poder irreductible. A cambio recibirán dádivas de los todopoderosos en forma de míseras ayudas sociales, contratos  indignos herederos del viejo PER o tablets hipermodernas para escolares arrinconados en colegios públicos convertidos en guetos. Porque los centros de excelencia permanecerán  concertados  para los niños de la alta progresía y la derechona. En lo esencial siempre hay acuerdo.

No es mala suerte, ni fruto de la indolencia, el carácter o el atraso histórico que Andalucía mantenga el índice más elevado de paro en Europa, la menor tasa de actividad productiva y  nefastos resultados educativos.

No es mala suerte, fruto de la indolencia, el carácter o el atraso histórico que durante 32 años, después de casi 40, haya tenido un único partido gobernante, representante emblemático, –se autodenomina-,  de la izquierda  –bla,bla,bla,bla….-.

 No. Todo está estratégicamente planificado y ejecutado con disciplina castrense.  Cada protocolo de actuación ante cada alerta en el horizonte, grabado a fuego en los peones ubicados en cada torre vigía, desde el ámbito educativo, hasta el judicial.  La red clientelar de espías y servidores al régimen está debidamente  adiestrada y recompensada por el maná del presupuesto público. Sabe cómo actuar en toda ocasión. La maquinaria de la propaganda siempre a punto. También, convenientemente engrasada y puesta al día. El tablero se  completa  con un partido mayoritario en la Oposición, que ganó las últimas elecciones, pero carece de la fortaleza, el arrojo y la capacidad  para hacer frente a la dramática situación de Andalucía. Mucho menos, a la tramoya del sainete andaluz, cuyo más reciente acto  ha tenido un título tan sugerente como  ‘’Corrala Utopía’.

La perversión de la Utopía

En el asunto de la Corrala UTOPÍA no se ha cumplido la legalidad, como es habitual en esta tierra del sur del Sur. La amenaza de ruptura del pacto de gobierno  ha sido una puesta en escena. Humo  para ocultar la putrefacta verdad que la mentira oficial esconde, los auténticos y graves problemas de Andalucía.

El BOJA –Boletín Oficial de la Junta de Andalucía- ha sido  el libreto argumental  donde un día se publica un decreto sobre competencias de viviendas retiradas  y al día siguiente el contrario. BOJA versión hermanos Marx. ”La parte contratante de la primera parte ….”. La misma versión, al fin y al cabo, habrán pensado Antonio Maíllo y sus correligionarios, que cuando el BOJA se ha utilizado durante décadas para repartir arbitrariamente el dinero público entre otros amiguetes -contratos de suministros, obras, concesiones, puestos de libre designación, concursos, subvenciones, modificaciones de créditos, administración paralela, leyes de apropiación del sector público ….- .Todo ajustado a la misma legalidad que ha seguido el procedimiento de adjudicación de llaves de VPO a los coleguis  de IU en la corrala Utopía.

La gente de IU sabe que el Soe les ha dado sopas con ondas desde el inicio de la Legislatura. Pero han tragado. Y les han ayudado a ocultar miserias y basura acumuladas tiempo atrás.  Lo importante es tocar poder, dicen. Lo demás vendrá después. Y en ello están. Dispuestos a no dejarse  arrebatar la tribuna que tanto esfuerzo y tiempo les ha ocupado ganar. Mucho menos por un ‘’quítame allá esas competencias’’.

Como en periodo postelectoral, ambas partes contratantes dicen haber ganado. Insisten en que todo lo acontecido es absolutamente legal. Habrá que asignar  una nueva acepción en el diccionario a la palabra prevaricación. Son conscientes del espectáculo que han protagonizado para todo el país y parte del extranjero.  No obstante, con independencia del ridículo estelar de la que manda, el bochorno más espantoso lo ha sufrido un patio de butacas, más incrédulo que atónito, víctima directa, una vez más,  de su ineficacia, su incongruencia y su falta absoluta de escrúpulos, cuando de conservar el poder se trata.

Difícil lo va a tener Susana Díaz el día en que vislumbre, cual Oráculo de Delfos, que es llegado el momento de seguir camino en solitario rumbo al  puerto electoral más próximo, si ocurre antes de la victoria final. Puede que el asunto que no dejarán cerrar a  la juez, en su afán justiciero,  quede rematado, tras el pacto interruptus,  por el socio abandonado, en su afán vengador.

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X