Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La primera semana del mes de septiembre visité la exposición ”Georges Méliès. La magia del cine”, en el Caixa Forum de Madrid. La exposición  me pareció una maravilla. Reúne  más de 400 piezas entre proyecciones, aparatos cinematográficos, su primera cámara, bocetos, vestuario, artilugios y disfraces que el famoso cineasta francés realizó para sus  películas.

La muestra recorre varias etapas del espíritu creativo del genio galo, sus raíces culturales, estéticas y técnicas; la influencia que tuvieron sobre él las fantasmagorías, el teatro de sombras, la linterna mágica o la caja óptica.  También se exponen objetos de sus espectáculos de magia en el teatro Robert Houdin, que después introducía en sus películas.

Méliès fue un pionero en el uso de los efectos especiales. Aplicó al cine las técnicas del ilusionismo, la pirotecnia, los efectos ópticos, desplegables horizontales y verticales, la fotografía en lapso de tiempo, las disoluciones de imágenes y los fotogramas coloreados a mano.

La exposición, que se podrá visitar en la capital madrileña hasta el 8 de diciembre, es muy dinámica. El espectador puede interactuar con algunos objetos expuestos y se puede ver un gran número de películas que se pasan de manera ininterrumpida. La gran protagonista  es “El viaje a la luna”.

 Me emocionó mucho encontrar a tanta gente contemplando la muestra,   público de todas las edades, desde los más pequeños a personas con edad avanzada fascinados, como yo, por el cine de los primeros tiempos; comentando con sorpresa los trucos, disfrutando, sonriendo en una sesión continua de la proyección ante una gran pantalla de sus singulares creaciones. Despertaba admiración  la maqueta de su estudio cinematográfico en Montreuil,  edificio compuesto por paneles de cristal diseñados para aprovechar la luz del Sol.

 Concebía el cine como una obra total, por lo que era guionista, cámara, actor y diseñador de vestuarios. También editor, productor y distribuidor de sus películas. Al final, la exposición hace referencia al olvido que le dedicó la industria. Méliès se quedo en la ruina y,  para sobrevivir,  regentó una tienda de juguetes en la estación parisina de Montparnasse, hasta que un periodista le reconoció y ayudó a recuperar su obra. Brian Selznick relata esta parte sombría de su vida en el libro infantil “La invención de Hugo Cabret” que Martín Scorsese llevó al cine.

 En una de las salas se muestran fragmentos del filme de Scorsese,  Hugo (2011) donde aparece el mago francés y también se puede admirar al autómata que sirvió como hilo conductor del guión que narra cómo forjó su extraordinario universo y cuáles fueron sus fuentes de inspiración. No conocía esta película y, después de ver la exposición,  tenía muchas ganas de verla.

 Aunque parezca, en principio, dirigirse exclusivamente al público más joven, engaña bastante. La estética es muy francesa. La historia transcurre en el París de los años 30, preciosa visualmente. Su fotografía es excelente. La luz está tratada, así  como la música, con una exquisitez sublime. Cada uno de los fotogramas es digno de admirar. Es un regalo de obra literaria llevada al cine, algo lenta y un poco larga, pero notable. Esta es mi recomendación cultural para esta semana. Confío en que os gustará.

Comenta con tu perfil de Facebook

2 Respuestas

  1. Casandra

    Me ha encantado conocer a Méliès y su capacidad inventiva. Es como un pequeño Da Vinci, un gran mago creador que hizo avanzar a la Humanidad y le aportó, lo más importante, ilusión. Un tipo de personas de las que estamos muy necesitadas pero que no abundan. ¡Suerte haberlo rescatado para esta página¡¡ Gracias Hierbabuena.

    Responder
  2. Jade Queen

    Una película encantadora, HUGO, como el personaje en el que se inspira, Ahora me han dado ganas de recuperar Le voyage dans la lune. Voy a pensarme en serio escaparme un fin de semana a Madrid antes de diciembre para visitar esta magnífica exposición que describes. Seguro que no me arrepiento.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X