Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Nueva colaboración de Cornelia con Flores del Desierto. 

Los centros educativos empresariales privados-concertados (laicos o católicos), casi inexistentes en el centro y norte de Europa continental, surgieron, para asombro de los profesores de la enseñanza pública, en la época del socialista Felipe González,  con la LODE de 1985. No fue otro hecho que la cristalización de los pactos de la Transición con la connivencia de los partidos políticos y los ahora bajo sospecha; sí, ésos, los dos sindicatos mayoritarios. Se cuidaron muy mucho unos y otros de incluir en la Constitución la libre elección educativa.

Empero, ¿por qué no la seguridad o la sanidad o el transporte? La libre elección educativa es una libertad que no tienen los pobres, sujetos a la cercanía de barrios paupérrimos y a su renta -el que la tenga-. Actualmente,  tal acuerdo nos ha costado y cuesta unos [Enlace retirado por copyright] sólo en Andalucía, según datos de la concertada.

Sea como sea, todos los ciudadanos les hemos pagado la educación concertada, gratuita, no pública, elitista y mayoritariamente católica, durante 29 años, a hijos de familias que por diversas razones (clasismo, prestigio social, trepistas, de exclusividad, ideológicas, religiosas, mayor nivel cultural, concentración en el estudio, expectativas laborales futuras, que continuaran en Primaria y Secundaria en el mismo centro, líneas pedagógicas no logsianas, mayor seguridad, control y respeto, etc) no han querido la enseñanza pública para sus vástagos. Y esta externalización de dinero público, duplicidades educativas en zonas urbanas, fuente de sectarismos, otros ismos, desigualdades y merma de la calidad de la Enseñanza Pública la permitieron y la han continuado permitiendo tanto los dirigentes de los buenos buenísmos, los mal llamados defensores de la pública, como los malos malísimos. ¿Y quién más? Sí, los de siempre, los sindicatos históricos, cómplices y silentes.

alumnos marroquíes

¿Cuántos alumnos hay en la Enseñanza privada concertada en Andalucía? Según los datos oficiales,  329.185 (pág. 65 Dossier 2013/4 de la Consejería) distribuidos en 779 centros concertados en Andalucía.

Si, como dice la patronal, pagamos por cada uno de los alumnos 3.000 euros, suman 987.555.000 anuales sin contar otras partidas como los sueldos de los miles de profesores de la concertada y los cargos directivos de sus centros.

¿Acaso saben los funcionarios de la Pública que los profesores de la Concertada se equiparon en el 2011 en sueldo a ellos por un Acuerdo el 2 de julio de 2008? Pues, como esto, todo: secretismo.

Pues, sí, como la Administración paralela. Sin oposición, ni destinos en la quinta leche, pagar doble casa, o jugarte la vida y tu pasta en la carretera para estar con tu familia seis horas, ni el tembleque de los destinos, ni las interinidades, ni los puntos de sutura en cursos absurdos, ni nada de nada. Todos iguales sin ser iguales: unos funcionarios, otros enchufados. Enseñanza paralela.

¿En qué consiste el epifenómeno de estos centros empresariales privados-concertados? En que todos les pagamos a estos empresarios de la educación una cuarta parte del presupuesto educativo autonómico, sus sistemas de gestión -Séneca-, orientadores, seguros, portales -Helvia-, [Enlace retirado por copyright], salarios del personal de administración y servicios, ejercicio de la función directiva, sistemas de comunicación -PASEN-, asistencia técnica -CAU-, los sueldos de su pro-fe-so-ra-do. Véase Cap. IV art 117. punto 3 de la LOE.

Ese profesorado no ha pasado por oposiciones ni esas plazas son de libre concurrencia, de igual modo que los profesores de Religión Católica de los centros públicos a los que han hecho laborales -como, mutatis mutandis, los 30.000 hijos de San Telmo, empleados públicos-.

Resumamos, [Enlace retirado por copyright] se dividen en tres bloques: el pago delegado de los sueldos, los gastos variables y otros gastos, que cubren al personal no docente y el mantenimiento(vid. art.15 de los Presupuestos Generales del Estado 2014). Asimismo, según Escuelas Católicas, en “otros gastos” son 150.000.000 euros en luz, agua, teléfono, limpieza, etc.,¡ en dos trimestres! 

Asimismo, en estas empresas educativas a todos los alumnos les proporcionamos un seguro, todos los libros gratuitos en Primaria y Secundaria con 12.046.500 (pág 5003) ya sea familia trabajadora, de clase media, alta o rica-. ¿Sólo eso? No, también los ordenadores en cuatro cursos de 5º a 2º de ESO de la ya inexistente Escuela 2.0, que duró 3 cursos.

¿Cómo consiguen más ingresos estas empresas educativas además de los ingresos del erario público? Con unas carísimas actividades complementarias y extraescolares [Enlace retirado por copyright], campañas de descrédito de lo público para captar más clientes, no concertando los bachilleratos y garantizando notas de acceso a la Universidad, clases particulares, compitiendo con otros centros privados al excluir a los estudiantes problemáticos, comedores escolares, oferta deportiva y cultural, uniformes, las rutas de recogida, facilitando cursos e intercambios en el extranjero, incluso, algunos de estos centros están en las subvenciones de los Cursos de Formación para el Empleo, entre otras cosas.

¿Qué enseñanzas son las que pagamos en los conciertos con centros privados-concertados? Educación Especial con 76.604.417, vide pág. 549 y Primaria con 309.256.127 pág 533, y Secundaria308.635.915 pág 539, y  14.631.009, pág 555/6 en Cualificación Profesional Inicial.

Lo asombroso e inaudito es que, no sólo el  pago con  presupuesto  público se da en las enseñanzas obligatorias (Primaria y Secundaria),  sino también en 2º Ciclo de Educación  Infantil, en los ciclos medios y superiores Formación  Profesional  y  en Bachillerato y Cualificación Profesional Inicial. Véase el artículo 5 de BOJA 3 de enero de 2014 y los presupuestos de este año.

¿Por qué se mantienen concertados ciclos de Formación Profesional en colegios privados cuando no es enseñanza obligatoria e incluso el Bachillerato o Infantil? Ejemplos son Portaceli (Sevilla) en Módulos de FP, Salesianos (Sevilla) en Bachillerato o hasta hace un año, el Torrealba de Almodóvar del Río (Córdoba), y bastantes de los “desconcertados” que vamos a ver a continuación, etc.

Pero lo interesante es que en Andalucía se han mantenido durante años los conciertos, que dependen de las Autonomías y no, del Estado, con centros privados concertados de “educación diferenciada”– sólo de niños o niñas- hasta hace un año, cuando a la (a)fo(r)rada senadora, que negaba los ERE en el canal unidimensional, se le ocurrió que a los 12 centros afectados se les podía sacar mucho jugo político y votos tirando de la igualdad de género y del marcado signo religioso. Principalmente son antiguos centros de formación rural concertados en Bachilleratos y/o FP, la mayoría del Opus Dei y de alumnado con necesidades socioeducativas especiales.

A lo que no daba crédito (y es desconocido para mucha gente) cuando he revisado los centros “desconcertados” es a que uno de los no opusinos es el colegio Ángela Guerrerode las Hermanas de la Cruz/ los Pobres en Sevilla  y adscrito al colegio Ribamar, también sin orden ni concierto. Asimismo, de la misma Orden de las Hermanas de la Cruz/Pobres, encontramos afectado el colegio Nuestra Señora de Lourdes de Carmona (Sevilla). Los defensores de los pobres/ excluidos y de los parias de la tierra los excluyen con sus hechos o desconciertos. ¿Qué ha pasado? Seguramente, que con los criterios de igualdad de género las han metido en el mismo saco sin percatarse de que son de las pobres y mujeres. Las podrían haber excluido de la quema “desconcertante” por “discriminación positiva concertada”.

Los otros a los que les han negado el concierto la Junta de Andalucía son: Torrealba de Almodóvar del Río (Córdoba), Zalima de CórdobaYucatal de Posada (Córdoba)Albaydar, y Altair de Sevilla capital,Elcható de Brenes (Sevilla) y el Molino Azul de Lora del Río (Sevilla).

Finalmente, según algunos medios, claudicaron haciéndose mixtos el colegio Campomar de Aguadulce (Almería) y El Soto de Chauchin (Granada).

Escuelas Católicas de Andalucía, ECA, el grupo de escuelas concertadas más numeroso consta de [Enlace retirado por copyright][Enlace retirado por copyright] tanto personal docente como no docente. Pero los datos oficiales son muchos más.

Si dicen que cada alumnado sale por 3000 euros, el sumatorio sale a 690.000.000 euros sólo en el alumnado de la ECA anuales, y no están todos. Faltan los que no están en las Escuelas Católicas, AESECE Andalucía, etc, los 16.000 profesores y las partidas varias.

Si hacemos el esfuerzo intelectivo de calcular que cada beneficiado de la concertada ha empezado con 5 años y termina con 16, eso nos hace que los 3.000 euros anuales de cada uno de los alumnos concertados haya que multiplicarlos por los 12 años que dura su escolarización obligatoria concertada, dando la maravillosa, multicolor y espectacular cifra de 36.000 euros per cápita. Eso que no repita ningún año y con las enseñanzas mínimas concertadas.

Si, a su vez, multiplicamos lo que nos cuesta cada alumno durante 12 años, son 36.000 por  los 230.000 sólo de la ECA, el resultado es un total de 8.280.000,000 euros, sólo en 12 años, sin contar libros y ordenadores, ni el profesorado, ni otras partidas.

En caso de tomar la otra partida, la de los profesores de ECA, nos puede entrar taquicardia hospitalaria. Supongamos una media de 34.000 brutos anuales por los 16.000 profesores de ECA, resulta que pagamos anualmente 544.000.000. euros.

Conclusión- que intentaremos revisar y aproximar mucho más en futuros artículos-: anualmente y con datos de ellos, 690.000.000  alumnos de ECA y los profesionales de ese grupo empresarial con  544.000.000 euros hacen un aproximativo y a la baja de 1.234.000.000 euros anuales -sin materiales, faltando otros grupos empresariales y partidas-.

Lo grave y peligroso no es que el presupuesto de Educación, Cultura y Deporte sea para las 3 consejerías cuando antes era sólo para Educación, teniendo un montante actual de 6.032.891.012 euros, sino que  de ellos, casi una cuarta parte se lo lleva la Enseñanza Concertada de Andalucía.-

Coda: otro gran agujero de la Administración general. Es una millonada anual lo que nos cuesta mantener  la  enseñanza concertada a costa de empobrecer a la pública y a los funcionarios.

 Podrás encontrar la segunda parte de este artículo en el blog de Cornelia ” Letra cursiva ”.

 

 

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X