Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Un libro publicado en enero de este mismo año, que ya es un éxito internacional y que ha sido catalogado por algunos críticos como obra maestra, debe tener algo muy, muy especial. Nos lo recomendaba Aloe Vera recientemente en esta página, como uno de las revelaciones  del año. Intrigadas por tanta buena crítica, algunas flores del desierto hemos acudido a conocer personalmente al autor. Nos intrigaba saber cómo presentaba  y definía su obra, consagrada en la pasada edición de la feria de Francfort.

El Centro Andaluz de las Letras iniciaba esta semana en Córdoba su ciclo ‘Letras capitales’ con la presentación de la primera novela de Jesús Carrasco, ‘Intemperie’, publicada por Seix Barral.

Jesús Carrasco – Badajoz, 1970 –  ha escrito un símil  universal.  Intemperie es la ausencia de cobijo, la inclemencia física, porque se desarrolla al aire libre,  y moral, porque representa la desnudez primigenia del hombre. Sin embargo, ‘’cabe la esperanza’’ y, ante todo, ‘’es posible la dignidad, como postura erguida del hombre ante la vida’’.

Los críticos han acogido la ópera prima del autor extremeño con entusiasmo. La definen como ‘’sobresaliente’’, ”apasionante”, ”conmovedora‘’, ”original”. ”Una novela llamada a perdurar’’  cuyos derechos ya han sido comprados por quince países para ser traducida y publicada en breve mucho más allá de nuestras fronteras.

Su autor es nacido en un pueblo, donde residió hasta sus 19 años. Después estudió y vivió en Madrid más de una década y ahora trabaja en Sevilla.  

Su origen rural le ha dado, según contó,  el conocimiento del paisaje que tan bien ha traspuesto a su primera novela. ”Intemperie” cuenta  la historia de un  niño que huye de su casa y en su huida encuentra a un cabrero con el que va a convivir en un medio duro, acosado por una pertinaz sequía y perseguido por un violento representante de la autoridad.  Con el cabrero compartirá  difíciles  experiencias y se enfrentará a una cruda y agresiva realidad.

Al autor no le gustan las etiquetas. Las contempla con distancia. No se identifica con las muchas que le han dedicado .  Según explicó, ha tardado más de 7 años en su desarrollo y conclusión. La inició a modo experimental. Ha trabajado en redacción publicitaria, y  algunos cuentos. Nunca se había embarcado en una novela.

El argumento responde a una pregunta que se planteó. Muchas veces nos hemos dicho, en un mal momento, me voy de casa. Y se dijo, voy a ver qué ocurre con un niño que, efectivamente se va de casa pero de verdad. Y se pone a caminar. Escribió 20 páginas  y se paró porque no pudo continuar.

Entonces escribió otra novela durante los siguientes tres años, estructurada según los cánones, pero  cuando la tuvo concluida no le gustó. No respondía a sus preguntas iniciales. Por ello,  retornó a la historia que tenía esbozada en 20 páginas y que había dejado aparcada.

Considera el escritor que la obra resultante requirió de un proceso que era necesario seguir paso a paso para llegar a la meta.

Su experiencia personal ante el folio en blanco le ha llevado a concluir que las musas existen, pero te tienen que pillar trabajando.

Gran parte de lo que encuentran los lectores en el libro él no se lo había propuesto. Por lo general, le gusta y le hace descubrir ‘’elementos inconscientes que no había planificado’’, que responden a un impulso, a la necesidad de contar algo que bullía en su interior.

Su obra se desarrolla en territorio rural,  porque es el que conoce mejor, así podía dedicarse con mayor intensidad al mensaje que quería transmitir.

Aunque está ubicada en el sur de España a comienzos del siglo XX, en un mundo arcaico, se puede denominar intemporal y universal.  A ello contribuye también el que los personajes no tengan nombre, se les identifica con arquetipos como el muchacho, el cabrero, el alguacil, etc.

En algunos acontecimientos puntuales hay crueldad, pero también piedad y ternura, solidaridad, apoyo. El ser humano, la convivencia humana conlleva todo ello y más. Y la obra pretende reflejar realidad, no artificio.

Intemperie, según las crónicas,  transporta al mundo de Delibes, al naturalismo de finales del XIX, pero también recuerda escenas de El Lazarillo o la dureza de Cormac Mccarthy. El lenguaje rescatado de un  castellano que ya no se practica refuerza la potencia del relato.

Al final, la lluvia se convierte en metáfora del agua que todo lo limpia. Símbolo de vida que también es capaz de germinar en el desierto baldío. Que da paso a un nuevo tiempo, a una luz nueva.

Esperanza y dignidad.

Comenta con tu perfil de Facebook

5 Respuestas

  1. Blanca

    Hierbabuena, gracias, un vez más actúas como referente literario de la página .
    Te nombraremos como cronista oficial . Será una buena idea, no creas , despejar a Cas. Y de paso liberarla de alguna que otra ”jaqueca”
    Cuando Aloe, entre otras obras, nos habló de esta novela y de su autor, me gustó el tema y tomé nota para leerla pero, como sabes, ando ahora ensimismada con las experiencias de Chris Stewart en su cortijo .
    Ya casi los termino. Esta de ” Intemperie” será la próxima.
    La reseña que Aloe hizo de ella despertó mi interés y ahora, después de leer tus comentarios, mucho más.
    Dentro de un tiempo, con más juicio de valor, hablamos de ella. ¿vale?
    Un besito

    Responder
  2. Casandra

    Efectivamente, Blanca, Hierbabuena siempre ha sido mi principal referente literario, cinéfilo y artístico en general. Y yo también me alegro mucho de que se haya incorporado con tanta fuerza a este proyecto. Y gracias por preocuparte por desocuparme un poco.
    En realidad, lo mejor de esta página y de la vida, en general, es la cadena de positividad que se genera, aunque haya momentos en que, irremediablemente, nos abata la cruda realidad. Como ocurre con este libro que empecé a leer el mismo día en que su autor, serio y adusto, -muy poco al uso y eso también me gustó- lo presentó en Córdoba y que me tiene atrapada. Angustiada por momentos, cuando las vivencias del niño son tan extremas que llega a faltarte el aire o la sed te ahoga. O invadida por una gran ternura, cuando……. No puedo desvelar detalles de la intrahistoria literaria que a algunas flores no les gusta.
    Su desarrollo en un mundo rural antiguo, al que me siento muy unida por experiencias propias y cercanas, me captó desde el principio. Y tuvimos la suerte de ser testigos en el acto del encuentro entre Jesús Carrasco y Alejandro López Andrada, el escritor del valle cordobés de Los Pedroches que tan bien ha descrito desde hace décadas un mundo casi de ensueño que se debate entre la ausencia y el olvido. Un paraíso perdido para muchos. Una fuente de inspiración siempre, manantial de fuerza para mirar al horizonte con dignidad y esperanza, y seguir caminando con paso firme. Como dejé aquí escrito en el caso de ”Tren de lejanías”, de Mar de los Ríos, son obras literarias que constituyen ejemplares únicos. ”Agujas en un pajar”. Y nosotros hemos tenido la suerte de encontrarlas, gracias a crónicas iniciales de amgios como Alberto Díaz Villaseñor y Carmen Garijo Galán. Y a esa cadena de generosidad, encuentro y optimismo vital que es ”Flores del desierto”.

    Responder
  3. Brezo

    Sí, yo también estoy deseando leerla, desde que Aloe Vera nos la presentó entre las novedades literarias del momento y novedades interesantes, y más por ser extremeño, claro. Ahora con la reseña de Hierbabuena, todavía me apetece más conocerlo. No había oído hablar de él por nuestra tierra, a lo mejor, soy yo la despistada, porque si va a ser traducido a 15 idiomas, seguro que allí ya tiene también su reconocimiento. Lo buscaré para mi próxima lectura.

    Responder
  4. Casandra

    Hace una semana que acabé de leer Intemperie. He necesitado varios días para descongestionarme. He necesitado desintoxicarme de la extrema dureza de vivir a la intemperie, bajo un sol asolador, sediento, hambriento, cansado, perseguido, amedrentado. Sin embargo, en todo momento se ha vislumbrado un horizonte, un norte, un mañana. En este tramo del camino del niño que ha cerrado la puerta de su pasado y ha abierto la ventana de su futuro siempre se atisba una luz, una esperanza.
    La dignidad, el viejo cabrero, instruido en las artes tradicionales de un oficio que le permite vivir libre. Rudo al tiempo que cálido, rudimentario a la par que sabio.
    Lo demás, la jungla, la violencia, la degradación, la sumisión, la miseria.
    Jesús Carrasco nos firmó su libro con una dedicación, ” Para Hierbabuena y Cas, en la esperanza de que encuentren en ”Intemperie” aquello que les he dicho que hay. Ojalá. Esperanza y dignidad.” 4-2-2013
    Totalmente de acuerdo contigo Jesús, ”Intemperie” es esperanza y dignidad. Pero es mucho más. Enhorabuena.

    Responder
  5. Blanca

    Hola, venía a comentaros, y a ti, Hierbabuena,que ya he terminado la lectura de este libro y de un tirón, el pasado fin de semana, aunque hubo momentos en los que tuve que aparcarlo para calmarme un poco.. porque .. es tan tremenda y describe un ambiente tan amargo y árido!
    Como digerir que todo los infortunios y desgracias recaigan en un pobre niño indefenso que se mueve en un ambiente tan hostil e inclemente?
    Qué decir de la sociedad que le somete, que le hace víctima y verdugo y le obliga a madurar rápidamente y a sacar a flote lo peor de sí mismo?-
    A pesar de la crueldad que percibes y de la asfixia que te impregna , relaja la ternura y el compañerismo que va creciendo entre el cabrero anciano, rudo y honesto, que le protege y enseña, que le moraliza y el cariño genuino que le brinda el perro de este, el Garulo de indescifrable mestizaje. Y la lluvia liberadora que por fin llega a una tierra calcinada, para dar una tregua, un respiro “para aflojar por un rato las tuercas de su tormento”, frase con la que el autor finaliza la novela.

    Intemperie me ha parecido genial , muy buena, engancha. Un relato conmovedor y extraordinario. Magistralmente escrito, sin necesidad de diálogos
    Mi enhorabuena a Jesús Carrasco.
    A los demás os animo a leerla. Merece la pena.
    Un besito
    Blanca

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X