Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

”Cool jazz, elegante y sutil, flamenco, copla, tango, son cubano…. Es todo al mismo tiempo aunque no sepamos lo que es, pero nos seduce hasta emocionarnos”.

En principio, me sonó un poquito a La Negra o, quizás, a Concha Buika con algo de Pasión Vega. Tal vez, un cóctel con esencia de las tres. Pero, al escucharla cantar saeta no tuve duda. Trinidad Montero es nombre exclusivo y con mayúsculas  en el panorama musical español.  Es ”La Trini” y regresa a Córdoba el próximo viernes para presentar su última creación artística, ”Las arañas de Marte”.  

La Trini estará en  el Jazz Café de Córdoba el viernes, 13 de diciembre.  

-¿Por qué  La Trini?

La verdad que por casualidad o causalidad, según se mire. Surgió durante una de mis estancias en Colombia el pasado año. Estando allí me entrevistaron para El Mundo y el título decía: “La Trini llega a Medellín”. Me impactó. Lo leí y sentí que así quería llegar al público en esta nueva etapa que se abría en mi carrera profesional.

Siempre he admirado mucho a artistas con personalidad y arrolladoras, como Lola Flores, La Lupe, Sofía Loren o Mina. Creo que con todas tengo algo en común: el divismo. Crecemos en el escenario.  Me pareció que La Trini tiene fuerza, frescura y cierta tradición, pues no olvidemos las malagueñas de una de las cantaoras más grandes de Andalucía, la desaparecida Trinidad Navarro, La Trini.

-¿Qué conserva La Trini de Trinidad Montero?

Mi nombre real es Trinidad Álvarez Beltrán, aunque en mis inicios comencé como Trinidad Montero y, ahora, subo a los escenarios como La Trini. No concibo el arte y la vida sin evolución. Trinidad Montero ha bebido de la copla, del flamenco y de la música cubana. Ha ido enriqueciéndose a cada paso y ha desembocado en esa forma de expresión que le lleva hasta La Trini de Las Arañas de Marte. Conservo esa raíz andaluza, ese ímpetu más refinado, con más serenidad y, sobre todo, más verdad a la hora de contar y cantar estas historias. La vida personal y profesional del artista caminan de la mano y las vivencias, tanto en una faceta como en otra, suman a ambas partes. Trinidad Álvarez Beltrán es Trinidad Montero y es también La Trini, una mezcla de las tres.

-Con nueve años te subiste por primera vez a un escenario. ¿Niña prodigio o el arte en los genes?

Si, fue en el programa de TVE Sopa de Gansos, que conducía Rosa León, recuerdo que canté El Clavel. Desde muy pequeña ya le decía a mi madre que quería cantar. Pienso que esas inquietudes se ven desde la infancia. Luego uno decide dedicarse profesionalmente a ello y va adquiriendo conocimientos y técnica, pero personalmente considero que con eso se nace. El artista nace y se hace, pero viene al mundo siendo artista.

[pullquote]”La técnica ha de estar presente pero camuflada, el que logra eso es el verdadero artista”[/pullquote]

-Sin embargo, te has formado en canto, piano y solfeo en el Conservatorio y con maestros reconocidos, también en técnica vocal e interpretación.  Por si acaso, ¿que las musas te encuentren trabajando?

El talento es muy importante, pero el trabajo lo es más aún. La disciplina y el esfuerzo hacen que, si tienes la suerte de que pase un tren por tu camino, estemos preparados para montarnos en él y que todo fluya con naturalidad. Mi trabajo constante me ha ayudado a aprender a controlar la técnica vocal, que ya queda asimilada, para poder sentir con el alma y transmitir con pasión.  Considero que el buen cantante es el que procesa esa técnica, la interioriza y juega con ella en virtud de las necesidades para que la voz fluya de un modo natural. La técnica ha de estar presente pero camuflada, el que logra eso es el verdadero artista.

– Si quieres homenajear a tus maestros cordobeses y sevillanos, este es el momento. Cuéntanos, por favor, qué te enseñó cada uno.

He tenido mucha suerte con la cantidad de profesionales que han formado parte de mi formación, tanto artística como personalmente.

Comencé con el maestro Fragero, gran profesional y gran persona que me ayudó a poder desenvolverme cantando con el acompañamiento de un piano. Con él aprendí qué era la copla. Antonio Mondéjar me enseñó a controlar mis movimientos en escena, a pulir actitud. Me aportó serenidad en las tablas. Rafael Mudarra, en Sevilla, me ayudó a descubrir la realidad de la copla, género en el que es un especialista ya que ha acompañado a grandes nombres como Lola Flores, Isabel Pantoja o Rocío Jurado. Aunque la copla sea un cante tradicional, él siempre me ha animado a cantarla con libertad, aportando mi esencia. Con Rafael Rabay, en Madrid, conocí otros estilos y aprendí a cultivar más mi técnica, algo esencial como he explicado anteriormente.

– ¿Quién te enseñó a cantar saetas de esa forma?

Antonio de Canillas inspiró mis primeras saetas. Escuchando su poderosa voz me inicié en ese mundo, aunque luego amplié mi formación en Málaga, Jerez, Sevilla o Córdoba, todas ellas ciudades capitales de este cante. En cualquier estilo es imprescindible aportar nuestra esencia, hacerlos propios sin que por ello pierdan su forma, y más aún la saeta que es puro corazón. He vivido grandes momentos cantando saetas como, por ejemplo, las actuaciones que he tenido en tierras sudamericanas, donde he realizado varios actos de exaltación a la saeta logrando una muy buena crítica por parte del público, nuestro fiel juez.

-Córdoba, Sevilla, Madrid, España, Europa,  Latinoamérica, Japón. Cuentas ya con un amplio recorrido profesional, has pisado ya muchos grandes escenarios    ¿Cuál ha sido el paso que te ha producido más vértigo? ¿Consideras que ya has dado el decisivo o aún está por llegar?

Los artistas vivimos en constante evolución, siempre quedarán rincones por explorar. Cada escenario es único y me produce el vértigo necesario para no perderle nunca el respeto. Cada actuación es especial y, pese a que suelo disfrutar en ellos, suelo ser muy exigente conmigo misma para dar lo máximo que puedo ofrecer cada día, una gran responsabilidad. El público que asiste a mis conciertos ha pagado una entrada para escuchar lo mejor de mí y estoy en la obligación de que así sea, una obligación que me apasiona. Creo en el trabajo con esfuerzo y tesón porque, al final, siempre se ve recompensado.

– Comenzar profesionalmente en Andalucía de la mano de Pive Amador, Kiko Veneno y Raimundo Amador es un bautizo que promete,  ¿qué crees que vieron en ti?

Con Kiko Veneno y Raimundo Amador he compartido escenario, son artistas brutales con un corazón enorme que siempre han mostrado mucho respeto hacia las jóvenes promesas. Sienten ilusión por la música, a pesar de los años, y te transmiten la importancia de estar siempre aprendiendo de todos, de los de arriba pero también de los de abajo.

Por su parte, gracias a Pive Amador aparecí por primera vez en televisión, en el programa Lo que yo te cante de Canal Sur Televisión, que presentaba Mari Fe de Triana. Ha sido el productor de mi primer disco Eterno Retorno y me ayudó a cultivarme musicalmente, motivándome para abrirme a otras músicas, como la cubana, la brasileña o la francesa. Sin duda se trata de una de las personas más importantes en la evolución de mi carrera.

– ¿La marca ‘’copla andaluza’’ se vende mejor en Madrid, en Alemania o en Japón?

La copla es un género que hemos olvidado poco a poco en nuestra tierra, aunque ahora existen programas televisivos que intentan revivirla con buen criterio. Sin duda, en el extranjero, sobre todo en Japón, gusta mucho este estilo musical y el flamenco en general. Tenemos que reivindicar lo nuestro, nuestras raíces que tanto éxito tienen fuera de nuestras fronteras.

– ¿Tu base es el flamenco o es la música clásica?

Yo nací flamenca y coplera. Luego han ido apareciendo en mi vida otros estilos musicales que he ido incorporando, como los sones cubanos, el jazz o la bossa nova y, finalmente, la música clásica que profundicé gracias a la Orquesta Presjovem y Manuel de Falla. Sin duda, fue un regalo para mí.

”El jazz tiene magia, es capaz de transportarte a otros mundos desde sus primeros acordes”

– ¿Cuándo descubriste el jazz?

El jazz lo descubrí de la mano de Pive Amador quien me animó a escuchar las voces de Ella Fitzgerald, Sara Vaughan o Nina Simone, lo que marcó un punto de inflexión en mi carrera profesional. El trabajo que presentamos ahora es una fusión de mi flamenco natal con el jazz que tantas alegrías me ha aportado. El jazz tiene magia, es capaz de transportarte a otros mundos desde sus primeros acordes.

-Auditorio, teatro, plató de televisión, estudio de grabación  ¿En qué medio te desenvuelves mejor y te sientes más a gusto? 

Sin duda alguna, auditorio o teatro lideran mi lista. Me gusta el contacto directo con el público y eso únicamente se consigue en esos rincones tan especiales. Es más, nuestro nuevo álbum, a pesar de estar grabado en un estudio, se montó íntegramente en directo junto a los músicos. Siempre he considerado que el verdadero artista se demuestra en directo y en Las Arañas de Marte se aprecia esa energía.

-Blanca Li, Javier Limón, Ana Rosa Quintan. Son nombres muy conocidos que marcan tus primeros pasos en Madrid. ¿Cómo fue aquella etapa?

Madrid siempre ha sido un lugar de trabajo destacado en mi carrera artística, ciudad a la que viajaba con asiduidad hasta que comencé a trabajar en el musical Enamorados Anónimos con Blanca Li y Javier Limón, momento en el que me trasladé a vivir a la capital. Supuso un punto de inflexión en mi carrera, conocí a grandes profesionales y aprendí mucho. Más tarde llegaría el programa de Ana Rosa Quintana, donde trabajé en épocas estivales. Fue una experiencia muy enriquecedora. Posteriormente conocería a Antonio Pastora, con quién trabajé en varias producciones para Televisión Española y tomamos la decisión de embarcarnos en este nuevo proyecto.

Aunque profesionalmente reconozco la importancia de residir en Madrid, no dudo nunca en volver a Córdoba siempre que el tiempo me lo permite porque es muy importante para mí la tranquilidad de mi hogar y no desconectar de los míos.

– Tu primer trabajo discográfico, Eterno Retorno,  salió al Mercado en el año 2000. En él ya incluías boleros, bossa nova y swing. En esa etapa compartiste escenario con Presuntos Implicados, Lucho Gatica y Lucrecia, entre otros.  ¿Qué aporta todo tu trabajo previo a  tus nuevas creaciones?

Como he comentado anteriormente, Pive Amador fue el productor de mi primer disco. Ambos trabajamos e investigamos mucho y fue un momento de gran crecimiento profesional en mi carrera. Con Eterno Retorno comencé a navegar por esos estilos tan ricos y ahora, trece años más tarde y con un bagaje mucho más amplio, recopilo esa forma de sentir y de expresarme en libertad con Las Arañas de Marte.

Yo continúo aprendiendo a diario y nunca dejaré de hacerlo. Soy una apasionada del bolero feeling y compartir escenario con artistas como Moncho o Lucho Gatica fue realmente único. Presuntos Implicados o Lucrecia pertenecen a otros estilos musicales, pero también contribuyeron en mi crecimiento. Me gusta aprender de todo lo bueno y creo que La Trini tiene un poco de cada uno de ellos.

– ¿Qué quiere decir, ‘’surgió la química’’ entre cantante, -LaTrini-,  y  compositor, -Antonio Pastora-?

No compongo, suelo escribir impresiones personales pero no canciones. Por ello, consideraba muy complicado poder conectar con un autor al cien por cien. Me gustan las canciones que me impactan desde el primer momento y, con Antonio, me sucedió eso. Cuando decidimos comenzar nuestra andadura ya me había enamorado de algunos de sus temas y de su modo de escribir. Es un poeta fresco, de nuestro tiempo. Fue un flechazo artístico en toda regla.

– Las arañas de Marte ¿abre una nueva etapa en tu carrera?

Por supuesto, sin lugar a dudas. Con este trabajo he hecho un arduo trabajo de retrospección interior, he buceado en mí descubriendo nuevos registros de mi voz, nuevos sentimientos. Siento que todavía queda mucho dentro de La Trini que quiero compartir con las personas que se acerquen a conocer mi trabajo. Compartir con ellos mi verdad a la hora de cantar.

– Estamos muy cerquita de finalizar este año.  2014 está a la vuelta de la esquina.  ¿Cuáles son tus deseos y proyectos para ese próximo año en el que tenemos depositadas tantas esperanzas colectivas en este país?

Mi mayor deseo es salud y fuerza para sortear la difícil realidad que nos está tocando vivir. Esperanza, paz y, ante todo, mucho amor.

En cuanto a mis proyectos profesionales, comenzamos a rodar con este nuevo álbum el próximo viernes 13 de diciembre en el Jazz Café de Córdoba y, el 25 de enero, en el Café Berlín de Madrid. En marzo viajaré a Japón y, en abril, vuelvo a Colombia. Tengo mucha esperanza e ilusión depositadas en este nuevo camino. Todo será bien recibido, agradezco poder vivir de lo que tanto amo.

”SENTIMIENTOS, EMOCIONES, RECUERDOS, PENSAMIENTOS….”

 -Trini, yo te digo MEZQUITA. 

Tú respondes   ………….. Grandeza

– Yo te digo SAETA

Tú sientes …..Un pellizco en mi corazón

Yo te digo Pipi Calzaslargas

Tú cuentas …..Mi disfraz preferido de la infancia

-Yo te digo FAMILIA

Tú te acuerdas de …….Mis raíces. Mi pasado, mi presente y mi futuro.

-Yo te digo AMISTAD

Tú piensas en ….Colombia, mi amiga del alma (Patricia Angarita)

– Yo te digo Falla

Tú te ves ….En otra dimensión

-Yo te digo Lorca

Tú argumentas, El Poeta

-Yo te digo PRESJOVEM

Tú explicas …….Falla, respeto al cantar con el acompañamiento de una gran orquesta.

-Yo te digo MÚSICA

Tú sueñas ……..Libertad

-Yo te digo FAMA

Tú reflexionas ……Indiferencia. La música pertenece a un mundo tan complicado que, estar en él exclusivamente por dinero, no es rentable. No aspiro a que me conozcan, sino a que me sientan.

-Yo te digo VIDA

Tú ………….Amor

-Yo te digo FUTURO

Tú ………..Presente

 http://www.latrinimusic.com/

Comenta con tu perfil de Facebook

3 Respuestas

  1. Jade Queen

    Me apunto a escuchar en directo a esta cordobesa que suena con tanta potencia. ¿Alguien más se anima?

    Responder
  2. Casandra

    La Trini estuvo fantástica el viernes, 13, en el Jazz Café. La veía en directo por segunda vez y, de nuevo, tuve la misma sensación que la primera. El escenario se queda pequeño ante su presencia y su voz, que tiene que modular para no desborde el espacio que la acoge. La técnica se intuye y la expresión corporal proyecta en todo momento la artista que esta cordobesa lleva dentro y ha trabajado desde niña. Cuenta antes de la interpretación y transmite durante la actuación. Hace partícipe a su público de la intrahistoria que hay detrás de cada canción. Intenta hacerle cómplice de sus emociones y, ante todo, hacerle disfrutar con su música, tanto como ella misma al cantar. Su base flamenca es innegable desde las primeras notas y el resultado de la fusión con el jazz, el son, la bossa nova y otros estilos resulta tan exótico como su propio aspecto. En ese trabajo de fusión tiene aún mucho que indagar y, estoy segura, el resultado será aún más notable. Enhorabuena, por este nuevo disco y buena suerte, calidad tiene sobrada.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X