Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La suma de excelentes interpretaciones,  unida a un guión de hierro, hace que esta película me resulte tremendamente agradable, simpática. Trata las situaciones que se desarrollan en un tono irónico, aunque para nada desconsiderado, rozando en algunos momentos ligeramente la comicidad.

Se trata de una adaptación libre de la obra de teatro ‘El chico de la última fila’, del autor español Juan Mayorga. Narra la historia de Germain, un profesor de literatura que corrige los deberes de sus nuevos alumnos y que encuentra entre los estudiantes alguien que “demuestra tener un afilado sentido de la observación, incluso  una visión sutil”.

“Alentado por el profesor, empieza una redacción por capítulos, que siempre termina con un “continuará, infiltrándose  en la vida de dos familias: una perteneciente a la pequeña burguesía, con sus esperanzas y frustraciones; y otra más cercana a la vida intelectual y artística”.

En la trama de esta película “la realidad y la ficción se entremezclan hasta confundirse en un juego ingenioso”.

En una de las primeras escenas, Germán un apasionado por la literatura, se enfrenta a la apatía adolescente, a la indiferencia   por el aprendizaje, a la desgana arrogante, a la ausencia absoluta de esfuerzo de sus estudiantes, -alumnos de 16 años-. En un aula de un colegio cualquiera de nuestro más inmediato presente, su frustración ante el panorama juvenil llega hasta el punto de confesar a su esposa, mientras corrige las desoladoras tareas escolares en la cocina de su casa tomándose un té: “Los catastrofistas pronostican la invasión de los bárbaros y yo digo: ya están aquí. Los bárbaros ya están aquí, en nuestras aulas”.

Las  interpretaciones de todos los actores son estupendas, en especial la de  Fabrice Luchini, actor veterano que participó en la película “Las Chicas de la sexta planta”  -filme español que también recomiendo-,  y el papel femenino de la esposa del profesor, representado por  Kristin Scott Thomas. La recuerdo de su buena actuación en las películas “El paciente Inglés” yEl hombre que susurraba a los caballos”.

“Dans la Maison’,  de François Ozon,  se ha llevado la Concha de Oro de San Sebastián en la última edición. Sin duda,  una de las mejores películas de 2012.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

4 Respuestas

  1. Casandra

    Me ha intrigado saber por qué el cine francés lleva al cine una obra de teatro de un autor español y he descubierto que Juan Mayorga es uno de los dramaturgos españoles contemporáneos más representados. Su dramaturgia, profunda, comprometida y metódica, ha traspasado las barreras nacionales para ser traducido y representado en los principales teatros europeos. Es colaborador asiduo de compañías como Animalario y ha trabajado como adaptador y dramaturgista para el Centro Dramático Nacional y la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Argumento intrigante y afirmación muy cierta que me ha recordado a José Luis Sampredro, ”los bárbaros ya están aquí. Gracias por la sugerencia, Hierbabuena. El cine francés es uno de mis preferidos.

    Responder
  2. Brezo

    Disfruté mucho viendo esta película, antes de las Navidades. Su guión me recordó a las películas de Woody Allen, esas en las que el protagonista y narrador principal, que suele ser él mismo, va desglosando las incertidumbres que le pasan por la cabeza ante una situación. Siempre tiene ese halo cómico, como de hombre un poco bobo, al que le cuesta saber qué está pasando y qué le está pasando. En esta ocasión, parece que el alumno le toma el pelo y él se convierte en un cotilla disfrazado de audaz y comprometido profesor de literatura, ja,ja. La verdad es que lo bordan todos.
    Os recomiendo también otra película francesa, que tiene unos pocos meses. “El nombre”. También basada en una obra de teatro. Los personajes, en este caso, no salen del mismo escenario, un salón, donde se monta un guirigay por el supuesto nombre elegido para un niño. No desvelo más, solo que toda la sala de la filmoteca se desternillaba de risa mientras, como en todas las familias, los protagonistas sacaban a la luz todo tipo de “trapos sucios” o al menos “trapos escondidos”. Os la recomiendo.
    http://www.periodistas-es.org/cine/el-nombre-una-buena-comedia-de-la-mejor-escuela-francesa

    Responder
  3. Blanca

    Realmente una buena película. De las que dejan huella y dan que pensar, entre otras cosas, en el nefasto sistema educativo. Y en lo fácil que resulta manipular a otros y colarte en sus intimidades. De lo entretenido que resulta indagar en sus vidas .
    Y preocupante ver como proliferan y venden este tipo de “actividades” en las cadenas de TV. Y en la aceptación que tienen. No hay más que ver la audiencia de algunos de sus Programas.
    Con la visión de esta película pensé que, gracias a un profesor, no se si chalado o inconsciente, -en cualquier caso un pésimo pedagogo-, amén de un escritor frustrado, se ponen mimbres bien asentados en un alumno que “promete” buenas técnicas conspiratorias.. Espero que como él no haya muchos.
    El final no puede ser más demoledor y… justiciero.
    Una puntuación excelente para el autor, Mayorga, por contar esta historía y un intolerable deficiente a nuestra industria cinematográfica por no considerar que este tema tuviera identidad para una película y permitir que, nuevamente, sea otro país quien la difunda. Listos que son.
    Gracias, Hierbabuena, por dármela a conocer y gracias a ti, Brezo, porque en cuanto pueda voy a buscar esa otra peli francesa que recomiendas “El nombre”. Seguro, por lo que he visto, va a ser más amable que ésta.
    Besitos
    Blanca

    Responder
  4. Brezo

    Ayer volví a ver La casa. Esta vez era en la filmoteca, en versión subtitulada. Ha vuelto a sorprenderme. Tiene tantos matices, que es imposible recordarlo todo con detalle. Ahora que os vuelvo a leer, vuelvo a admirar la reseña de Hierbabuena y el comentario de Blanca. Es cierto que la educación, en Secundaria al menos, está mucho peor que antes, como dice el protagonista de la película. Puedo comprobarlo cada día con mi hija. Aunque también el contexto ha cambiado. Para qué memorizar tantos ríos y sistemas montañosos si con internet pueden encontrar todo en un pis-pas… Pero, volviendo a la película, lo mejor es lo divertida y entretenida que resulta y lo bien hecha e interpretada que está, desde luego.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X