Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Si ni siquiera tengo una definición de ella, ¿cómo voy a encontrarla?. En cambio, se nos llena la boca al decir ¡quiero ser feliz!, ¡sería feliz si…!, entonces pensamos en grandes cosas o acontecimientos que, seguro, nos harían felices, aunque conseguirlos  no dependa mucho de nosotros.

Esta mañana, bien temprano, mientras sudaba la gota gorda en el gimnasio y me preguntaba por qué me he metido en este lío, apareció por la puerta una pareja de personas mayores, ninguno tenía menos de 80 años, cogidos de la mano, caminando despacio y con movimientos torpes.  Se dirigieron a la piscina, venían a “aquagym”.

Eso es la felicidad, relacionarse con la gente, tener ilusión por hacer cosas nuevas, disfrutar de lo que nos rodea, no resignarse, buscar formas diferentes de hacer lo que uno quiere. Pero como soy psicóloga, no puedo evitar traducirlo a mi lenguaje, fomentar las relaciones interpersonales, aumentar la resistencia a la frustración,  equilibrio emocional, evitar hacer juicios de valor sobre lo que ocurre, estar activos mentalmente, adquirir nuevos aprendizajes. Y,  entonces, miré a mi compañera de “suplicio” y sonreí, charlamos un poco, contesté a los saludos de los que se incorporaban, aprendí el nombre de un par de movimientos rarísimos, me fijé una meta algo más difícil, pero no imposible, constaté los beneficios del ejercicio físico sobre mi estado de ánimo, decidí los objetivos del día y me sentí contenta conmigo misma por haber logrado “desoír” los pensamientos negativos que me ataban a la cama. En todo eso pensaba mientras salía del gimnasio hacia mi trabajo.

Eso es para mí la felicidad.  Reconocer lo que tengo alrededor, aprovecharlo, disfrutarlo, esforzarme, mejorar, aprender cada día algo más de mí misma, tener en cuenta a los demás en su justa medida,…… y todo ello con trabajo, organización y una actitud positiva.

¿Y si lo intentamos?, ¿Y si, en lugar de buscar la felicidad en cosas externas a nosotros mismos, nos miramos dentro para encontrarla? La felicidad es una manera de ver las cosas, de vivir nuestra vida, de encarar nuestros problemas. No es la ausencia de dificultades, sino la forma en que las afrontamos. Con fuerza, con ganas, con positividad y con una sonrisa.

Seamos conscientes cada día, aunque sólo sea un momento, de que sí somos felices.

 

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X