Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Alguna vez habréis leído este cuento que hoy os traigo en versión adaptada por mí, especialmente, para vosotros, flora de este desierto con la que comparto tantos momentos. Os lo dedico como mensaje de reflexión para el Año Nuevo.

‘La vida es como un viaje en un tren, con sus estaciones, sus cambios de vías, sus accidentes.  Al nacer,  nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres, y creemos que siempre viajarán a nuestro lado. Pero, en alguna estación,  ellos se bajarán dejándonos en el viaje solos. De la misma forma,  se subirán otras personas. Serán significativas  nuestros hermanos, amigos, hijos y hasta el amor de nuestra vida. Muchos se apearán  y dejarán un vacío permanente.  Otros pasarán tan desapercibidos que ni nos daremos cuenta de que desocuparon sus asientos. 

Este viaje estará lleno de alegrías, tristezas, fantasías, esperas y despedidas, anhelos y decepciones. El éxito consiste en tener una buena relación con  los pasajeros, en dar lo mejor de nosotros, en mantener el equilibrio entre nuestros deseos y las aspiraciones de los compañeros de viaje. El gran misterio para todos, es que no sabemos en qué estación abandonaremos la marcha, por eso, debemos vivir de la mejor manera, amar, perdonar, ofrecer lo mejor de nosotros… Así, cuando llegue el momento de desembarcar y quede nuestro asiento vacío, dejaremos bonitos recuerdos a los que continúan viajando en el tren de la vida. 

Os deseo que el viaje en el tren de la vida para este año que acaba de comenzar  sea mejor cada día, cosechando éxitos y dando mucho amor”. 

Ah! Y os doy las gracias por ser pasajeros de mi tren. 

¡Feliz y Próspero Año 2014!.  ¡¡Y que la magia de los Reyes Magos inunde vuestro trayecto vital¡¡

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

Una Respuesta

  1. Casandra

    Gracias e igualmente para tí, Jazmín. Que la magia de los Reyes Magos te acompañe cada día. . Me ha gustado mucho la metáfora del tren. Y me ha recordado a la que yo utilizo y experimento. Para mí la vida es como un puzzle que vamos componiendo pieza a pieza. Algunas son difíciles de encajar, otras se encuentran fácilmente. Las personas que tienen la suerte de encajar hasta la última pieza pueden darse por satisfechas., pero ese encaje casi nunca es fácil. En la búsqueda o elección de las distintas piezas tenemos que considerar las aristas, las curvas, los colores. A veces nos atrevemos a probar si encajan, otras las desechamos sin intentarlo. Unas veces tenemos éxito y pasamos a la búsqueda de la siguiente, otras damos marcha atrás y seguimos a la búsqueda de componer definitivamente nuestro cuadro personal.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X