Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

”Intento vivir las 24 horas del día con la tranquilidad de que uno está

donde debe estar y hace lo que debe hacer .”

 

‘La cantidad de profesionales en el mundo es inversamente proporcional a las posibilidades de trabajar dignamente como uno de ellos. Cientos de veces oímos eso que nos hace seguir adelante, mantenemos la esperanza de poder hacer algún día lo que queremos, y lo que sabemos que podemos hacer bien. Lo cierto es que,  más allá de una preparación profesional, el mundo no siempre te recibirá con los brazos abiertos, y luchar por tus sueños requiere de mucho más que fuerza de voluntad. Nacho, es el vivo ejemplo de ello”.

El periodista y el camareroes una obra dirigida por Charlie Nelson Moreno.   Fue seleccionada en el Festival Iberoamericano de Cortos VIART, celebrado en  Caracas en 2011. El guión es de  José Ignacio Chaparro y Charlie Nelson Moreno. La fotografía de Charlie Nelson Moreno y Rubén Esperanza. Está narrada e interpretada por José Ignacio Chaparro.

Con  todo mi  respeto a todas las profesiones ejercidas con dignidad. Y con mi admiración a quienes luchan por alcanzar sus sueños, en contra de la alienación dominante. Conformarse con lo primero que la vida te pone por delante es mera adaptación, aunque también tiene su mérito. Sin embargo, lo excepcional, lo importante,  es el esfuerzo sostenido para no conducirnos con el piloto automático, a tiempo parcial, sin poesía. La  indolencia, la resignación sólo te permitirá vivir a medias. Está en nuestras manos, al menos,  intentar conseguir el contrato a tiempo completo.

 

+La foto de portada ha sido cedida por su autor a esta web y corresponde a una obra del escultor José Manuel Belmonte.

 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

5 Respuestas

  1. Brezo

    Reconozco perfectamente todas las palabras, pensamientos y reflexiones que se narran en este corto. El periodismo es una especie de estafa piramidal… dicen ahí. Yo muchas veces he pensado que es como una pareja que te maltrata y que no acabas ni de denunciar, ni de huir de ella, porque te crees que ha tenido un mal día, y que va a cambiar a mejor. Pero no, al poco, siempre vuelve a la carga. Así es como describen los profesionales que se dedican al tratamiento de mujeres víctimas, la espiral en la que se encuentran.
    Aún no he perdido la esperanza, porque reconozco también que ejercer el periodismo era para mí un sueño vital que he podido cumplir. Le daré las oportunidades que hagan falta.
    Casandra, ¿tú que piensas?

    Responder
    • Casandra

      Perdona que no te haya respondido antes, ya sabes. Cuando una colega me pasó este vídeo me sentí tan identificada que tuve que verlo, más bien escucharlo, varias veces. Estaba oyendo, tal cual, palabras y frases, sentimientos y frustraciones que vengo sintiendo desde que me dí de bruces con la realidad de esta profesión. Me pareció perfecta la metáfora de la estafa piramidal. Y eso que nosotras hemos tenido suerte, aunque tú hayas tenido etapas más difíciles, mientras yo me sentía vegetar y sólo aguantaba porque tenía que aportar mi parte imprescindible al sustento de mi familia. No es sólo cuestión de juventud, es una actitud vital. O te conformas con lo primero que la vida te ofrece, sin más. Y me parece digna esa opción, si se es feliz con ella. O te mueres buscando, indagando, luchando por conseguir cada día algo más, o, al menos, algo distinto. Y puede que, aún así, nunca te sientas satisfecha, pero hay momentos en los que el entusiasmo se filtra por todos los poros de tu piel.

      Responder
  2. Blanca

    Esclarecedor video de la acuciante realidad y de la precariedad en la que se ven inmersos, aquellos que no tienen o mejor los que todavía no han tenido la oportunidad de acceder a un trabajo digno. Que son muchos. Demasiados.
    Dime Brezo, no crees que esta consideración de estafa piramidal que se atribuye al periodismo podría hacerse extensiva a cualquier carrera? Yo no veo la diferencia y sí el símil. Cualquiera de los que, en cualquier disciplina se ve en la necesidad de buscar un camino diferente del que había soñado, pensará lo mismo.
    Y será difícil que encuentre satisfacción en ello. Y se resignará o no pero no se sentirá completo ni realizado. Seguramente vivirá a medias. Esperando otras venidas más alegres . Y, (estoy pensado en el corto “Las esperas”) se le escapará la felicidad y la risa. Sin remedio. Es triste, pero humano.
    Al menos hoy, con este cielo encapotado y la lluvia que no cesa,yo, lo veo así

    Un besito
    Blanca

    Responder
    • Casandra

      Estoy de acuerdo contigo, Blanca. La estafa piramidal no es exclusiva de la profesión periodística. Estamos hartas de verla en todas las profesiones y actividades laborales. Por eso es tan ilusionante la propuesta de Salus respecto a la reducción del tiempo de trabajo para su reparto entre más personas. Compartir para que más puedan disfrutar de este derecho. Y todos podamos disfrutar más de la vida. Muy ilusionante, si, pero sigo pensando que muy utópico porque, me temo, muchos de los que están arriba de la pirámide no van a estar dispuestos a ceder una parte de su tarta para que haya tarta para todos. Si les cupiera ese espíritu solidario no estarían acaparando desde siempre hasta la guinda del pastel, mientras al resto del personal sólo les dejan las migajas.
      A mí me ha encantado el día de hoy, Blanca. Un día entero lloviendo, a chorros. Y llevamos una semana así. La lluvia se ha convertido en nuestra banda sonora. Y el río Guadalquivir impresiona por su caudal. A ver si algunas flores nos quieren colgar las magníficas fotos que consiguieron el domingo desde el puente romano.
      Por cierto, y hablando de otra cosa, ¿qué me decís de la impresionante imagen que elegí para ilustrar esta entrada? ¡¡Son divinos los cuerpos que consigue plasmar Belmonte¡¡. ¡Dioses hechos obras de arte¡¡ La levedad del alma llamó a su última exposición en la sala Orive en Córdoba, un lugar, también, divino. En esta imagen sobreimpresionada sobre el resplandor que atraviesa por la ventana abierta al mundo encontré la aspiración de este periodista-camarero, el intento sobrehumano por alcanzar sus sueños. El espíritu de superación.

      Responder
    • Brezo

      No puedo hablar tanto de otras profesiones, porque no las conozco tan a fondo, Blanca. Lo que te puedo decir del periodismo que creo que no tienen otras es que tiende desde siempre al empleo precario. Me explico, uno puede ser enfermero y tener un empleo de meses en un sitio, de otra temporada en otro… y así, pero cuando cobre, siempre se le pagará como a un enfermero. Sin embargo, en periodismo esto no funciona igual. Puedes colaborar con algo, y cobrar menos que una asistenta, por más tiempo y dedicación en horas, además de conocimientos y experiencia. O simplemente, no cobrar, porque consideran que tu trabajo es siempre altruista.
      Ayer asistí a un curso de economía organizado por la Asociación de la Prensa de Cáceres. Dijeron los especialistas que no salimos de la crisis hasta 2023 (en España). Salimos todos cabizbajos, porque nuestra profesión nunca ha conocido épocas de bonanza. ¡Una pena!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X