Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Las ventajas del bilingüismo no sólo repercuten en las mentes más jóvenes. Estudios recientes revelan que los beneficios del conocimiento y la práctica de uno o varios idiomas diferentes al materno persisten en la edad madura, incluso cuando la agudeza natural del cerebro se reduce o el alzheimer comienza a afectar la función cognitiva.

Ellen Bialystok, psicóloga de la Universidad de York, en Toronto, -Canadá-, es la directora  de uno de los estudios más recientes y solventes sobre el poder preventivo de los idiomas, publicado en la revista Neurology, también ha sido expuesto recientemente a la Asociación Americana de Avance de la Ciencia en Washington, D.C.

 ‘’Ser bilingüe es una forma de mantener el cerebro activo, es parte del enfoque de reserva cognitiva para el fitness cerebral’’, ha afirmado Bialystok. ‘’Incluso aunque no aprendas un segundo idioma hasta la edad madura, todavía puede ayudarte a evitar la demencia’’.

Según los estudios del equipo de investigación de  Bialystok, realizados entre más de 200 pacientes, a las personas bilingües se les había diagnosticado el alzheimer unos cuatro años después, por término medio,  que a los pacientes monolingües.

Aproximadamente, unos 24 millones de personas tienen demencia en todo el mundo. De ellos, la mayoría sufre alzheimer, según los datos recogidos de la universidad médica del Karolinska Institutet, de Suecia.

Janet Werker, psicóloga de la Universidad de British Columbia, Canadá, afirma que el entrenamiento mental que requiere mantener dos idiomas separados puede crear una ‘’vigilancia sensorial reforzada’’ que tiene beneficios para toda la vida.

Otro estudio reciente de la Universidad de Umea,  llevado a cabo en la  Academia de Traductores de las Fuerzas Armadas de Suecia, revela que aprender un idioma aumenta el tamaño de ciertas regiones cerebrales.  Por tanto, mejora la concentración, favorece la capacidad del trabajador y es, en conjunto, un ejercicio cerebral que retrasa el envejecimiento y el desarrollo de enfermedades como el alzhéimer.

Los psicólogos coinciden en que cuanto más se utiliza el cerebro menos frecuentes son los fallos en sus funciones. Y aprender una lengua es una de las gimnasias más completas, porque se activa la memoria y se crean nuevas conexiones al cambiar de un idioma a otro.

Tras estas conclusiones científicas, sin duda, adquiere más sentido que nunca aquella afirmación sobre el poder de la palabra.

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X