Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Descubrí a Carmen de Burgos a través de Mar de los Ríos, ferviente admiradora de  una de las mujeres más importantes de la historia de España. La escritora almeriense  dedica un homenaje en su libro ‘Tren de lejanías’’ a su paisana, también escritora y periodista,  la  de mayor prestigio en este país durante las primeras décadas del siglo XX. A pesar de su popularidad, inexplicablemente, fue silenciada hasta caer en el olvido casi absoluto  hasta nuestros días.

‘’Colombine’’, como firmaba sus crónicas y artículos periodísticos Carmen de Burgos, nació en Almería en 1867. Llegó a Madrid en 1901 y allí emprendió una brillante carrera literaria, periodística, filosófica y de pensamiento crítico que se prolongaría intensamente hasta su muerte en 1932.

El interés que generó en mí esta figura histórica me condujo a leer una  extensa biografía, tesis doctoral de Concepción Núñez Rey y premio Antonio Domínguez Ortiz de biografía 2005. Está editada por la Fundación José Manuel Lara.   

 

A través de las páginas de la biografía de Concha Núñez, se disecciona la obra de Carmen de Burgos, de extensa dimensión y variedad. Cuenta con dos centenares de títulos. Novelas cortas y largas, cuentos, ensayos, libros de viajes y traducciones, conferencias en relevantes tribunas de todo el mundo y miles de artículos publicados en prensa nacional e internacional. Evolucionó, en contacto con las corrientes literarias de la época, desde el regeneracionismo inicial, que la vinculaba con la generación del 98, hasta las inquietudes estéticas e intelectuales del novecentismo.

Fue compañera sentimental y literaria de Ramón Gómez de la Serna, con quien vivió durante 20 años una hermosa historia de amor, sin estar casados, y habiéndose separado previamente de su marido oficial.  Fue pionera del feminismo en España y de muchas otras causas sociales. Maestra ilustrada  a la que guió siempre un anhelo de modernidad y de justicia social. Entre su generación  representa por antonomasia las corrientes de pensamiento libre y vanguardista de las primeras décadas del siglo XX, desde la perspectiva fundamental de una mujer brillante. El testimonio de su ancha aventura vital da cuenta de cómo era el mundo en aquel inicio de época.  Recorrió Europa y varios países de América, dejando documento vivo de lugares, personajes y sociedades.

Para la autora de esta biografía su trabajo  ha constituido una labor arqueológica, pero también una singular aventura literaria y una reparación histórica.

Carmen de Burgos fue silenciada tras la guerra civil. Su relevancia histórica se ocultó con la prohibición de leer su obra. El paso del tiempo hizo el resto.

Aún hoy, muchas de sus propuestas serían innovadoras. Aún hoy muchos de sus hitos vitales resultan sorprendentes. Fue la primera mujer redactora de un periódico con columna fija, la primera mujer corresponsal de guerra. Estuvo al frente de las primeras organizaciones feministas en España que exigieron el voto femenino a las puertas del Congreso en 1921. Militó en la política a favor de la República. Y su mayor apuesta fue la educación.

Hoy, en Flores del Desierto contamos con la enorme fortuna de entrevistar, a través de personas interpuestas, sus biógrafos más reconocidos,   a ‘’Carmen de Burgos, Colombine  en la Edad de Plata de la literatura española’’.

 – ¿Podría definir brevemente el significado del personaje y su obra?

 C.N.- Carmen de Burgos es siempre amplitud de miras y búsqueda sincera. Es flexibilidad y libertad.  Es pensamiento, observación  y reflexión. Su obra es un documento magnífico de nuestro pasado colectivo. Su experiencia viajera y la exploración de los espacios responde a una necesidad vital, a un anhelo expreso de conocer más allá de su entorno próximo. Un impulso que da sentido a una vida guiada por la búsqueda de un paraíso que sabia inalcanzable.

[pullquote]

 ‘Sus ojos, que parecen ver, no hacen más que pensar’’. Ramón G. de la Serna.

[/pullquote] 

-¿Cuál es su paraíso? ¿Es figurado o es real?

C.N.- Rodalquilar es el valle primitivo de su infancia, una moderna Arcadia. Su compromiso social responde a la necesidad vital  de intentar construir un reflejo de ese paraíso original, un mundo habitable, vitalista, racional. Esa es la clave de su vida y de su obra.

 C.B.- “Me crié en un lindo valle andaluz, oculto en las estribaciones de la cordillera de Sierra Nevada, a la orilla del mar, frente a la costa africana. En esta tierra mora, en mi inolvidable Rodalquilar, se formó libremente mi espíritu y se desarrolló mi cuerpo. Nadie me habló de Dios ni de leyes, y yo me hice mis leyes y me pasé sin Dios. Allí sentí la adoración al panteísmo, el ansia ruda de los afectos nobles, la repugnancia a la mentira y los convencionalismos. Pasé a la adolescencia como hija de la natura, soñando con un libro en la mano a la orilla del mar o cruzando a galope las montañas”.

 C.N.- Su compañero de vida, Ramón Gómez de la Serna,  así lo entendió también:

 “Todo lo que ella después ha ido viendo por el mundo lo había visto ya en Rodalquilar”.

 C.N.- Carmen lo corrobora en muchos de sus libros:

 A ocho leguas de Almería hay un lugarcito que se llama Rodalquilar; no es siquiera una aldea, es una cortijada perdida entre la garganta de algunas montañas que se abren en semicírculo a la orilla del mar… Aproximábase la hora del crepúsculo; un ambiente dulce, tibio, melancólico envolvía el campo. La tierra abrasada con el beso del verano mostraba orgullosa las gavillas de trigo maduro amontonadas en las hazas, el oro de los rastrojos y las mieses tendidas en las eras o formando las hacinas de rebosantes espigas rubias… Se oían a lo lejos las esquilas de los rebaños que se encaminaban al redil y los ladridos de los perros avisando de cortijo en cortijo el paso de algún caminante’’.

– Una vida tan intensa debió de sufrir bastantes altibajos emocionales y materiales.

 C.N.- La vida de Carmen de Burgos se estructura en cinco grandes fases existenciales.

Entre 1867 y  1900 vive una feliz infancia y adolescencia en Rodalquilar. En Almería se casó joven, muy enamorada, y perdió varios hijos al tiempo que sintió las primeras  grandes  decepciones, por desamor y por la mezquindad humana.

C.B.- ‘Después fui a la ciudad… y yo que creía buena a la humanidad toda, vi sus pequeñeces, sus miserias…. Y sentí el dolor de los pesares ajenos, y lloré con los oprimidos y envidié los mundos donde no habitan los hombres’’.

Antonio había sido su primer novio; se casó entusiasmada, soñando con el idilio de la vida provinciana, en una perpetua y mutua adoración’’.

C.N.- Del paraíso al infierno fue el viaje que realizó Carmen con su matrimonio. Del dulce ambiente familiar, de la libertad vivida en contacto con la naturaleza, de la educación tolerante e ilustrada, …., pasó a vivir en el espacio cerrado de las normas impuestas a la mujer casada. Ella lo recuerda muchos años después como un episodio de ingrato recuerdo.

‘’….  la equivocación más grande d mi vida. Mi rebeldía me llevó a casarme, contra la voluntad paterna’’.

C.N.- En 1901 llega a Madrid,  separada, con una hija de cuatro años  y su flamante título de maestra. Allí confirma sus inquietudes intelectuales y se pone manos a la obra para conquistar los que ya reconoce como sus objetivos vitales. Pone en marcha su empresa personal más ambiciosa.

Su destino fue obra de forja,

que ella trabajó con energía”.

Ramón G. de la Serna.

 

 

C.N.- Ella misma describe el proceso de la metamorfosis en ‘’La malcasada’’:

“…. Hasta que un día a Carmen se le murió un hijo en los brazos sin saber que se le moría, porque como tenía la fiebre confió en aquel ardor, hasta que se lo quitaron de entre los brazos ya frío. Carmen, cuando sintió que se lo quitaban y el por qué se lo quitaban, cerró los ojos presa de un ataque a la cabeza. Sin conocimiento, dándola por muerta todos, pasaron por ella algunos días. Cuando despertó, cuando remitió la muerte, era otra, es decir, era la misma sino que resuelta, llena de insubordinación, con un habla nueva y desatada, extraña a las cosas de su alrededor, combativa y libertada”.

C..N.- 1914 representa el año del advenimiento de un nuevo mundo. La gran guerra provocó una profunda transformación personal y colectiva.  Coincide con el comienzo de la plenitud creadora de la autora y de su relación amorosa con Gómez de la Serna.

A partir de 1919 tienen lugar largas estancias fuera de España y el descubrimiento de otros entornos diferentes. La autora se consagra a su obra allá donde vaya, dentro y fuera de las fronteras españolas. En la amplitud de horizontes encuentra algunas respuestas a su amplitud de miras, a sus inquietudes nunca satisfechas.

Desde 1929, enfoca su lucha a la conquista de la República a pesar de su corazón cansado, enfermo y herido casi de muerte. Ella, que había luchado por tantas causas, apenas logra sobreponerse a la estocada que al unísono le habían infringido los dos seres que más quiso en su vida.  Ella misma expone su situación crítica en una carta que dirige en diciembre de 1930 a su amiga Rita Suárez.

Yo no soy feliz ahora porque tengo también a mi hija delicada de salud y me inspira serios temores. No tengo ilusión de nada, soy ingrata tal vez, con todos, pero ni siquiera escribir pudo”.

Al entrar 1931, la vida de Carmen podría compararse a una sinfonía en su apoteosis previa al silencio final. Desplegó el esfuerzo de un titán que invierte sus últimas energías de modo casi suicida antes de sucumbir. Publicó ”Quiero vivir mi vida”,  con prólogo de Gregorio Marañón. Y con ”Puñal de claveles” cierra el ciclo de Rodalquilar y, de hecho, escribe el   punto y final de toda su obra, con desenlace feliz que supone el triunfo de la libertad y del amor sobre el orden social opresor. La proclamación de la República vino a iluminar su vida y le devolvió la ilusión por la consecución de sus ideales.

Creo que el porvenir nos pertenece”.

Murió un año más tarde,  el 9 de octubre de 1932.

 

‘’Lo importante es sentir la vida’’

– Vuelvo a su primera fase vital, a la Almería de finales del siglo XIX, donde el hecho de que una mujer se separara de su marido y adquiriera su independencia económica sería un escándalo.

C.N.- Carmen lo describió  así en un pasaje de ‘’La malcasada’’:

 “… En algunos momentos, ella sola, frente a la hostilidad de todos, llegaba a convencerse de que era exigente, demasiado, inadaptada, romántica, que era culpa suya el no saber acomodarse al gusto de su marido y crear mayores simpatías. Rompía todos los modelos asignados a la mujer, no sólo en los estrechos límites de su ciudad, sino en los de la sociedad de su tiempo. Su actitud no podía ser entendida, generaba perplejidad y desconcierto, y comenzó a ser censurada”.

 -¿Cómo definiría su estilo literario?

C.N.- La madurez expresiva la alcanza con un lenguaje sobrio y preciso, culto e inteligente, en sintonía con su manera de ver y estar en el mundo. Rehúye el adorno retórico por artificioso.

 – ¿Qué papel juega el feminismo en su obra?’

C.N.- La mujer es la principal protagonista en la narrativa de Carmen, que denuncia reiteradamente en sus escritos el cerco social que la oprime y la errónea educación que recibe.

C.B.- ”Una de las cosas que preferentemente deben llamar la atención de la sociedad, por su gran importancia y necesidad, es la cultura y educación de la mujer, de la que depende la civilización y el progreso de los pueblos. Ocuparse de la educación de la mujer es ocuparse de la regeneración y progreso de la humanidad”

Párrafo extraído de la ‘’Memoria’’ que acompaña al programa de gramática, filología y literatura castellana que presentó al Tribunal de oposiciones que la examinó en Almería el 20 de julio de 1899.

 – ¿Y el amor,  ocupa un lugar preferente en su vida?

 C.N.- También explora los rincones de la vida amorosa proponiendo un modelo de amor muy alto, moderno, entre la pasión y la emoción, entre la solidaridad y el mutuo reconocimiento, de libertad compartida.  El amor maternal también ocupó la vida de Carmen de forma rotunda. Después de perder tres hijos se aferró a la única hija que logró sobrevivir a lo que parecía una maldición.  De nuevo es Ramón quien describe la situación que conoce de primera mano y por la que siente una gran admiración .

‘María aparece siempre junto a su madre, en sus viajes, en sus libros”. ”Ese -nosotras- revela a su hija, su hija única a la que ha paseado por el mundo enseñándoselo y formando su espíritu de artista tan sólido, de ojos tan profundos, aunque esté nervioso hasta el delirio”.

María es la persona por la que sacrifica cuanto haga falta y así lo confirma Gómez de la Serna.

”Esas largas noches de madre admirable y rebelde que ha salvado de la muerte varias veces a esa hija única, desahuciada al nacer. Su hija se lo debe todo sólo a su madre. Todo eso resulta desusado, un poco inverosimil y grande”.

 En Revista Crítica, dirigida por la autora, Ramón Gómez de la Serna dedicó una de sus primeras colaboraciones a ese  amor maternofilial.

Aquella mujer era una gran mujer. Me impuso la idea de su grandeza con el espectáculo maternal de unos besos…. La niña era fea, no fea en el sentido repulsivo, desgraciado, de la palabra, sino en el de la insignificancia y falta de relieve”.

 – ¿Hay denuncia social en su obra?

C.N.-  Denuncia las situaciones sociales que no comparte, siempre guiada por una meta, el bien común.

C.B.-  “El mal social proviene de la ignorancia y del oscurantismo, la salvación está en la educación y en el trabajo. La regeneración de España se sostendrá en una existencia sana, en armonía con la naturaleza, ilustrada, luminosa y tolerante”. “Mis aspiraciones son que sobre los cimientos de esta sociedad arrasada, se levante la sociedad del porvenir… De hombres libres y buenos… Sin más código que el espíritu de justicia grabado en sus corazones, ¿es una utopía?. Espero que no, el progreso verdadero de los pueblos está en la ética, nada de ñoñeces ni de convencionalismos; leyes humanas basadas en la misma naturaleza, amor de hermanos para todos; que los derechos individuales se acaben en donde principie el dolor ajeno”

  

Concluye aquí esta entrevista figurada a cuatro bandas. A saber, entrevistadora y los tres  entrevistados: doña Carmen de Burgos Seguí y sus biógrafos, don Ramón Gómez de la Serna, y doña Concepción Núñez Rey.

Comenta con tu perfil de Facebook

7 Respuestas

  1. Hierbabuena

    Excelente artículo Casandra, cuantas cosas y personajes importantes desconocemos de nuestro pasado tan cercano, gracias también a Mar de los Ríos, que con la pasión que habla de su paisana nos ha despertado el interés por conocer la vida y obra de Carmen de Burgos.

    Para poner mi granito de arena a este pequeño homenaje, os pongo un enlace de un programa de la 2, que emitieron sobre Carmen de Burgos

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/mujeres-en-la-historia/mujeres-historia-carmen-burgos-colombine/841220/

    Responder
  2. Casandra

    Gracias a tí, Hierbabuena. Me ha parecido buenísimo el reportaje de televisión española. ¡Qué suerte haberlo encontrado y poderlo enlazar a esta entrevista para completarla con un documento tan oportuno y de tanta calidad¡ Resulta perfecto para culminar nuestro pequeño homenaje a quien será ya, sin duda, una de nuestras mujeres preferidas de la historia.

    Responder
  3. Brezo

    Mi enhorabuena también a Casandra por esta peculiar y original forma de conseguir una entrevista de Carmen de Burgos. Me ha encantado, me ha dado a conocer mucho más lo que ya Mar de los Ríos nos ha contado sobre ella y me han dado ganas de profundizar aún más en su vida y obra.
    Cuando me preguntan a qué personaje histórico me gustaría parecerme o con cuál me identifico suelo pensar que con Clara Campoamor, a la que realmente tengo muy presente cada vez que hay unas elecciones, y nunca dejo de votar en unos Comicios aunque a veces tenga ganas por homenaje a ella. Pero, ahora creo que a la vez diré que me identificaría con Carmen de Burgos, coetánea y muy luchadora, como nos demuestras en esta entrevista.
    Recién leído el post, me llegó al correo el premio Colombine de periodismo que convoca la Asociación de la Prensa de Almería. Casualidades.
    Un abrazo

    Responder
  4. Casandra

    Causalidades, Brezo, causalidades. O, como diría Pasionaria, sincronismos. Gracias por tu felicitación. Sinceramente, a mí también me gusta mucho como resultó esta entrevista tan arriesgada. Leyendo la biografía me he acordado mucho de vosotras y de nuestras conversaciones en torno a la protagonista de Tren de Lejanías y su viaje a través de Europa hace más de un siglo, casi imposible en aquella época. Mar de los Ríos, desde luego, ha sembrado una semillita que ha agarrado fuerte, sin duda. Incluso, empieza a brotar.
    Por cierto, en relación con nuestro interés por Carmen de Burgos y su obra, las Flores del desierto estamos organizando un viajecito a Almería para conocer la tierra que la vio nacer y donde forjó su espíritu libre y vanguardista. Por supuesto, Mar de los Ríos se ha ofrecido a ejercer como guía oficial. En próximas entradas publicaremos el programa definitivo de la visita.

    Responder
  5. Husohorario

    Muchas gracias por rememorar la historia perdida de Colombine, hay también un documental interesante sobre ella titulado “Crimen de una novia” dirigido por Lola Guerrero y protagonizado por Maria Botto y Rafael Amargo, quizás os pueda interesar.
    Yo desde aquí hago mi pequeño homenaje a esta mujer que se merece ser contada, en los libros de texto, en las escuelas y en las tertulias de los portales http://husohorario.wordpress.com/2013/11/26/el-cortijo-del-fraile-3-historias-que-merecen-ser-contadas/

    Responder
  6. Casandra

    Gracias Husohorario por completar esta entrada con tu comentario y tu pequeño-gran homenaje. Estupendo el post que nos enlazas y ese documental. Si nos permites compartir, publicaremos aquí tu entrada sobre el cortijo del fraile y la historia que inmortalizaron Lorca y Carmen de Burgos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X