Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

No me extraña que no quieran irse. No encuentro nada raro que se sientan las reinas del lugar.  Ocupan con sus grandes nidos las torres mochas, los tejados y campanarios de  casas señoriales y edificios centenarios, las copas de árboles autóctonos y  las torretas eléctricas. Incluso,  se les ha instalado un residencial de lujo en Malpartida, en torno a ese monumento natural sin igual que constituye el paraje de Los Barruecos.  Cáceres, edén de la cigueña blanca.  Cáceres, hermosa tierra de gente adusta que arropa al viajero. Cáceres, cuna de conquistadores, cruce de caminos hacia horizontes infinitos. Cáceres, hoy, espacio de encuentro.

Como ya sabéis, las ”Flores del desierto” nos hemos reunido en Cáceres el  pasado fin de semana ’ para presentar   ‘’Tren de lejanías’’, la tercera novela de la escritora almeriense Mar de los Ríos, recientemente seleccionada como finalista del premio Fernando Lara con su título inédito ”Casa de ánimas”.

A continuación, el dúo Meditasound, integrado por Carmen Loren y Pedro Mario, ofrecía una actuación en directo, organizada con motivo de esta actividad del colectivo sociocultural editor de esta página web.

Ambas actividades resultaron brillantes y emotivas. Pero, sobre todo, quiero destacar que este nuevo encuentro nos ha permitido constatar por qué las cigüeñas se han establecido definitivamente en Cáceres, siendo muchos los momentos en que nosotras mismas deseamos quedarnos a vivir allí para siempre.  Fueron  esos momentos en que deambulábamos por entre las callejas de su Judería, escuchando los cantares de ciego que el juglar del lugar recita  trascendiendo siglos. Fueron esos momentos, mientras disfrutábamos entre amigos de una cura para el paladar en el ”Corral de las cigüeñas”,  o  contemplábamos desde la torre de Bujaco las hermosas vistas de la ciudad Monumental y los campos verdes que la envuelven. Son esos momentos que revives siempre en Cáceres, mientras navegas a través del tiempo, y  encuentras en alguna plaza empedrada a la ”Mansaborá” entregando las llaves de la ciudad a su amado, al dragón de San Jorge en  combustión o a la mismísima Isabel, la Católica, en uno de sus arranques de genio negociando con algún intrépido aventurero allende los mares.  No obstante, esta última visita ha tenido un encanto particular porque hemos podido disfrutar de un espectáculo mágico:

                     El embrujo de la Luna llena de Mayo  sobre la Ciudad monumental

Era mayo pleno de Luna.  Era CÁCERES, de floresta salpicada. Mar hizo parada en el colegio oficial de aparejadores y arquitectos técnicos de la mano de Perejil y Brezo, con banda sonora de Meditasound en Boogalou.  Y brilló  la palabra, pixelada de jazz, blues y son.  Y  brotó la risa,  de emoción aliñada. La manada del desierto  se había citado para recoger cosecha bajo el embrujo de la Luna llena, la más plena antes del solsticio de verano.

Y al ritmo de la danza de la Montaña, dejándose llevar por las fértiles aguas del Marco, Salvia cantaba mientras Hierbabuena, Tulipán y Casandra  reencontraban a Brezo, Romero, Jara, Tomillo, Margalló  y Nubio. Conocían a Caléndula, Magnolia, Calixtemo y Retama, a la par que nuevos viajeros subían al tren dispuestos a dejarse llevar por la magia de las ‘’Flores del desierto’’, dirección ”Lejanías”.

Gracias a todos por vuestro cariño. La colonia del ”paraíso de las cigüeñas” se ha convertido en pilar fundamental de esta página. Despido esta crónica urgente con la frase y el beso que hoy Penedi dedica, especialmente,  a las flores cacereñas, con nuestra bienvenida a Valentina, la nueva flor del desierto que nos ha traído la Luna de Mayo. 

“Consigo de diversas fuentes el apoyo que necesito cuando me hace falta. Es maravilloso contar con un sistema de apoyo sólido y adorable”.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

13 Respuestas

  1. mardelosrios

    Casandra, ¡¡¡¡qué buena cronista eres!!!! Ha sido todo muy mágico. Quizá la próxima parada, mis queridas Flores, debiera ser en la tierra de Carmen de Burgos en septiembre, cuando el sol casi africano nos de algo de tregua, pero aún podais sumergiros en el azul del Cabo de Gata. Sería genial…
    Muchos besos.

    Responder
    • Casandra

      Gracias por el piropo, viniendo de una señora finalista del premio Fernando Lara de novela se recibe como un gran honor. Está decidido, la próxima biografía que voy a leer es la de Carmen de BUrgos. Prometo reseña.
      Después …….. ¡¡¡todo es soñar¡¡¡ Y los sueños, vida son. Muaaack ¡¡¡¡

      Responder
  2. Brezo

    Muchas gracias a vosotras por venir a Cáceres, y en especial a Mar de los Ríos, que es capaz de hacerse más de 600 kilómetros, a la aventura, para complacer a las Flores del desierto en ese afán de querer transmitir lo que a ellas les impresiona, sin hacer muchas preguntas y dejándose llevar para disfrutar al máximo de lo que le depare el destino, sea lo que sea. También a Retama, por tan largo viaje, a Casandra, Hierbabuena -que pese a su dolor de espalda no se quejó nada- y Tulipán por estar tan disponibles.
    Ha sido como recibir a una comitiva importante que ha despertado el interés de un buen puñado de flores cacereñas, que ha acompañado con mucha más devoción que otras veces sabiendo que esto iba de pasarlo bien.
    Gracias también por esa última bienvenida a Valentina, que entra ya en este jardín, por derecho propio.
    Un beso para todas vosotras

    Responder
    • Casandra

      Je,je,je.
      Brezo, lo de la comitiva importante es muy gracioso. Me ha recordado una de nuestras visitas a la gran ciudad califal de Medina Azahara. ¿Recuerdas la explanada donde el califa omeya recibía a las comitivas venidas de todas partes del mundo para rendir honores al, entonces, amo del mundo? Córdoba, siglo X.
      Pues, estoy segura de que aquellas comitivas no se sentían tan bien tratadas como nos hemos sentido nosotras, principalmente, gracias a ti, excepcional anfitriona.
      La bienvenida a Valentina era obligada. ¡¡Savia nueva para este jardín¡¡, bien acogida será siempre.
      Muaacckkk¡¡

      Responder
  3. CARMEN LOREN

    ¡Qué bonito Cassandra!, me da pena no haber podido estar más tiempo con vosotras, el domingo íbamos a volver antes para poder comer con vosotras pero me dijo Brezo que os habíais ido por la mañana 🙁 Me encantaría que en septiembre pudiéramos conocer la tierra de Mar de los Ríos y sumergirnos en las aguas del Cabo de Gata! Un abrazoo para todas.

    Responder
    • Casandra

      Me gustó mucho veros actuar en directo. Y conocer a Pedro Mario.
      ¡A por todas, Meditasound, valéis mucho¡¡
      Habrá más ocasiones de reencontrarnos, sin duda. Besos

      Responder
  4. Nubio

    Una preciosidad, Casandra, el estilo con el que pincelas tu crónica, el ramillete de frases que resumen nuestro cúmulo de imágenes y emociones, la bienvenida a nuestra nueva flor con aparente diminutivo cacereño, Valentina, que nos ha llegado, efectivamente, con precisión germánica en el plenilunio de mayo.

    Responder
    • Casandra

      Gracias, Nubio, por tu comentario tan emotivo, también. Ha sido un placer compartir esos días con vosotros y disfrutar de vuestra amable hospitalidad. Aquí, en este ”oasis” del desierto de las flores, se han producido muchos sincronismos a lo largo de este primer año de existencia. Me ha parecido especialmente simbólico y de muy buen ”presagio” el sincronismo entre nuestro encuentro en Cáceres y la llegada al mundo de Valentina. Todo ello, claro, en el plenilunio de mayo. Con la música, la literatura y la risa como bandas sonoras. Y las cigueñas, el patrimonio histórico, monumental y natural enmarcando momentos que permanecerán para siempre en nuestro guión existencial.
      Vamos, que la conjunción de circunstancias me ha parecido mágica, como diría Mar.

      Responder
  5. calendula

    Casandra, has captado a la perfección la magia cacereña y también la de la Flores que han estado encantadas con vuestra visita , aunque algunas, no hayamos podido estar con vosotras todo lo qe nos hubiera gustado.Enhorabuena a Nubio por aportar una nueva y pequeñita Flor !Que suerte!. Es una nueva y enriquecedora etapa de la vida. Mar, me apetece Cabo de Gata en Septiembre, a ver si lo conseguimos.Bss.

    Responder
    • Casandra

      Ya sabes, Caléndula, que tenía especial interés en conocerte personalmente después de leer tus primeras colaboraciones con nosotros. El tiempo que hemos podido compartir ha bastado para confirmar mi intuición. Tenemos mucho que contarnos. Como he dicho antes a Carmen, habrá más ocasiones para el encuentro. Y como decían en Casablanca, presiento que ”….. este es el principio de una larga amistad”.

      Responder
  6. Blanca

    Son bonitas las fotos de tejados y de torres salpicadas de cigüeñas. Es preciosa la crónica del encuentro y la forma en que la cuentas , Cas. Al leerla casi me pareció estar entre vosotras. Será en la próxima.
    Por cierto, Mar , tu propuesta de visitar las tierras de Almería es fantástica. Una estancia allí de ”la manada” marcará un hito . Un antes y un después en el desierto-oasis del Tren y su periplo. ¿Será con ocasión de presentar “Casa de Ánimas?
    ¿Qué te parece como “base de operaciones” Rodalquilar, la patria chica de Carmen ?
    Podríamos pasear por el poblado abandonado de mineros y conocer la, en otros tiempos, poderosa mina. Recorrer El Playazo y disfrutar las impresionantes vistas de acantilados amarillos de dunas fosilizadas en los alrededores del Castilllo de San Ramón, fortaleza defensiva de la época de Carlos III cuya batería de cañones domina todo el valle
    Y rodear la Torre de los Alumbres Y la Isleta del Moro, otrora guarida de piratas… y sentirnos rodeados de mar y de desierto. Todo él moteado de esparto y de humildes florecillas.
    En fin, todo un sueño y una visita obligada. Gracias por la invitación y por la idea Mar. Pongámonos a ello. Septiembre, como dices, es la mejor época.
    Un besito

    PD. Acabo de conocer por Casandra la identidad de Valentina. Bienvenida al mundo y a este oasis. Para ella larga vida y muchas felicidades y cariños al flamante abuelo.
    Los nietos, lo sé por experiencia propia, te hacen sentir joven y pleno . A mirar el mundo de otra manera. El convivir con ellos te hará más sabio y más paciente. Además, ya verás Nubio la de cosas que te enseñan . Un abrazo

    Responder
  7. mardelosrios

    Blanca, sabes mucho de Almería, me voy a tener que poner a estudiar para no hacer el ridículo… No sé todavía qué será de mi Casa de Ánimas, pero al menos espero saberlo ya para septiembre, auque sería mucho correr pensar en presentación. Con que vengais y disfrutemos será suficiente. La literatura la disfrutaremos de viva voz con lo que nos cuentes los paisajes y las sensaciones. Cuando se acaben los cursos de quienes aún lidiamos con ellos, será el momento de sondear si hay propuesta en firme de encuentro. ¿Qué os parece? Besos.

    Responder
  8. Blanca

    De acuerdo, Mar, cuando se acaben los cursos y otras obligaciones, sondeamos.
    Como imaginarás mi voto es que sí, que ahí en septiembre . Me encanta tu tierra y pateo sus playas con mucha frecuencia, es por eso que conozco muchos de sus rincones. Incluso barajamos la posibilidad de aposentarnos por la zona algún día.
    Cuando estemos algo más libres.
    Besitos y hasta pronto.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X