Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Béjar siempre ha sido una ciudad con una destacada industria textil pero las continuas crisis económicas de las últimas décadas se han cargado el sector. Si es difícil mantener un núcleo industrial aislado como es mi ciudad, aún resulta más complicado con los vaivenes del mercado y con la mano de obra barata en el exterior de España. Actualmente en Béjar quedan muy poquitas fábricas pero tuvo una magnífica época de esplendor en el siglo pasado hasta los años setenta.

Por otro lado, los bejaranos son gente luchadora y, para no tener que abandonar la tierra, hace unos años un grupo de paisanos decidió aprovechar el potencial de nieve de la zona en el paraje conocido como La Covatilla, donde por cierto la gente ha esquiado toda la vida, y presentarse al concurso para la adjudicación de la gestión de un centro de turismo dedicado a los deportes en la nieve.

En el año 2000 se  constituyó Gecobesa y fue la sociedad que ganó el concurso para explotar la futura estación de esquí.

En 2001 el proyecto se hizo realidad, Sierra de Béjar-La Covatilla abrió sus instalaciones con tres pistas, actualmente tiene 31 y cerca de 27 kilómetros esquiables.

Gracias a la estación de esquí, cada año más de ciento cincuenta personas salen de la situación de desempleo en la comarca y, además, hoteles, restaurantes y tiendas notan una importante afluencia de público.
Por otra parte, Béjar no es sólo invierno, es otoño con todo su colorido, primavera con su verdor, que aún dura el verano entero. ¡Y es todo naturaleza a su alrededor!
Si un turista me preguntara qué le recomendaría visitar en Béjar, además de la ciudad en sí misma con su barrio judío, sus iglesias, sus calles comerciales y la ruta de las fábricas textiles; le diría que cogiera la carretera de acceso al Santuario del Castañar. En dicha ruta, mi consejo sería que hiciera paradas obligatorias en el merendero y la terraza de El Regajo, en la Fuente El Lobo, otro magnífico lugar para comer o merendar; en el Castañar, donde en verano hay un ambiente estupendo con varias terrazas donde picotear y comer platos típicos de calidad, donde se puede visitar una de las plazas de Toros más antiguas de España y conocer a la patrona de la comarca, la Virgen del Castañar; a quien los bejaranos procesan un especial cariño. Para los amantes del senderismo, siguiendo la carretera llegamos a una zona de chalets, Llano Alto, y, más arriba aún, encontramos la Peña de la Cruz, uno de los mejores lugares de la zona para disfrutar del campo y donde se pueden contemplar unas vistas estupendas de la comarca.

Pero hay más, muchas más rutas por donde pasear y disfrutar del paisaje, la zona de Monte Mario con su bosque de pinos que rodean el jardín renacentista de El Bosque, el Ventorro Pelayo, el Tranco del Diablo (al sur de la ciudad)… Si quiere disfrutar de naturaleza, gastronomía, deportes de nieve y hospitalidad no dude en visitar Béjar y comarca. Al sur de la provincia de Salamanca le ofrecemos todo eso y mucho más.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

Una Respuesta

  1. Casandra

    Preciosas imágenes y estupenda propuesta la que nos haces hoy, Magnolia. No conozco esa zona, pero gracias a tu descripción me quedo con ganas de pasarme por ahí en cuanto pueda. No trabajes mucho y disfruta todo lo que puedas. El paisaje es muy propicio para disfrutar intensamente de la naturaleza, la nieve y el deporte, entre otras muchas actividades, supongo. Seguiremos expectantes tus noticias de aquella comarca.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X