Crear cuenta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El clítoris es un órgano pequeño, como un botoncito. ¿O no?

Puede que la idea que tenemos del clítoris no se acerque tanto a la realidad como pensamos. Lo cierto es que es un órgano que se extiende hacia el interior de la pelvis y tiene un promedio de entre 8 y 12 cm (sí, has leído bien) de largo y 6 cm de ancho.

Después del “botoncito” que vemos, el que se esconde tras el capuchón que forman los labios menores, el clítoris se curva, se divide y se extiende en dos grandes raíces que se prolongan a lo largo del hueso púbico.

Como órgano, no tiene desperdicio.

Similar en su estructura al pene, está compuesto por dos cuerpos cavernosos y dos bulbos de tejido eréctil que se extienden a lo largo de la entrada de la vagina. Cuando el aporte sanguíneo crece en la zona, es decir, cuando nos excitamos, el clítoris dobla su volumen, se tensa y se endurece, al igual que cuando se produce una erección.

Unas 8.000 fibras nerviosas llegan al clítoris, más que al pene (entre 4.000 y 6.000), pero además están comprimidas en un espacio mucho más pequeño. Y sólo sirve para una cosa: generar placer.

El funcionamiento del clítoris es independiente de los órganos reproductores. Por ello, puede producirse un coito y un embarazo sin generar ningún placer sexual. Y se pueden tener orgasmos sin necesidad de implicar al canal vaginal. Esto, señoras y caballeros, es evolución en estado puro.

Mientras que el aparato sexual masculino apenas ha cambiado su funcionamiento a través de las diferentes especies, el femenino ha supuesto una verdadera r-evolución sexual. Con el bipedismo, cuando dejamos de andar a cuatro patas y de saltar por las ramas, el aparato sexual femenino, tuvo que adaptarse. El canal vaginal se estrechó y el clítoris salió de la vagina para situarse unos centímetros por encima del canal reproductor.

Ahora, la vagina, tiene una función meramente reproductora. Y como canal del parto ha tenido que prescindir de sus terminaciones nerviosas. En sí misma es bastante insensible para que el dolor que se produce durante el parto sea soportable.

Es por ello que menos del 30% de las mujeres alcanzan el orgasmo a través de la penetración vaginal.

Las investigaciones al respecto sugieren que incluso en estos casos, el clítoris se ve implicado de alguna manera. Al producirse penetración vaginal, el clítoris se estimula en su zona interna a través de las paredes de la vagina.

Parece que el orgasmo, en las mujeres, es imposible sin la acción del clítoris, puesto que es a éste órgano al que llegan todas las terminaciones nerviosas que nos permitirán sentir placer.

Resulta curioso lo poco que se conoce este órgano y la escasa investigación científica que se le ha dedicado. Históricamente, y también en la mayoría de los libros de texto, se habla de los órganos sexuales poniendo de relevancia el tandem pene-vagina como órganos complementarios. Si hablamos de órganos reproductores la asociación es correcta. Pero en las mujeres el órgano sexual por excelencia es el clítoris.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Comenta con tu perfil de Facebook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X